Las lluvias colapsan la Pista de Silla