Almorardí, inundada tras la rotura del muro de canalización del río Segura