?
ABERTIS

Vivir tras un accidente: el talento español que ayuda a los niños a seguir adelante

Paliar las consecuencias tras un accidente de tráfico puede mejorar la vida de muchos niños en el mundo. Enseñar al personal sanitario cómo hacerlo es fundamental

Ana García Novo

Compartir

Cada día, millones de escolares en el mundo emprenden su camino al colegio. Unos van en autobús, otros en coche, algunos caminan. También los hay que se trasladan en moto o en bicicleta. Unos transitan por calles con pasos de cebra, aceras y buena señalización. Otros van andando por carreteras dominadas por los coches que no reúnen las más mínimas condiciones de seguridad. Como consecuencia, unos consiguen llegar a su destino a salvo y otros, no.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud son escalofriantes. Cada día, más de 500 niños fallecen en accidentes de tráfico, muchos de ellos en atropellos. Por su parte, más de 2.000 sufren discapacidades por esta causa. Esto convierte a los traumatismos por accidentes de tráfico en una de las cuatro principales causas de defunción en niños mayores de cinco años.

Es el camino al cole el momento en el que más niños se ven expuestos a estos peligros. Sobre todo, en el caso de los países en desarrollo. En sus carreteras y calles suceden nueve de cada diez accidentes de circulación y fallece el 95% de las víctimas infantiles por esta causa.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud son escalofriantes. Cada día, más de 500 niños fallecen en accidentes de tráfico

Son muchas las razones que explican esta tendencia. La carencia de infraestructuras y vehículos adecuados para el traslado de los niños al colegio es una de ellas. Sin embargo, también hay otra que es crucial: la falta de medios sanitarios para atender a los heridos y trasladarlos a un centro de salud para que reciban un tratamiento adecuado. Esta es una de las principales causas por la que el número de niños discapacitados en accidentes de tráfico es tan elevado.

Por qué la prevención es fundamental

El trabajo conjunto de médicos, psicólogos, enfermeros y fisioterapeutas o el trabajo con las familias son claves para paliar las consecuencias de un accidente

Paliar las consecuencias de un accidente de tráfico es algo que cobra especial importancia en los países en desarrollo. En muchas ocasiones, familias que habitualmente luchan por salir adelante ven agravada su situación cuando hay en ellas un accidentado con secuelas. Además de ver reducidos sus ingresos por el tiempo que deben dedicar a su cuidado, los gastos médicos se disparan. Una deficiente calidad asistencial, además, puede conducir al fracaso de los tratamientos. Un panorama desolador al que se suman los traumas físicos, emocionales y sociales que supone este tipo de siniestros.

Para evitar estas situaciones en la medida de lo posible, es necesario aumentar los estándares asistenciales que ayuden a reducir las consecuencias causadas por los accidentes de tráfico, sobre todo en niños de países de ingresos medianos y reducidos. Este precisamente es el objetivo de un proyecto impulsado por Unicef, Abertis y el Institut Guttman de Badalona (Barcelona), en el marco de la iniciativa Rights of Way. Su objetivo: llevar talento español para asesorar a los médicos de estos países a la hora de tratar las lesiones medulares traumáticas.

La experiencia de Jamaica

Por el momento, este proyecto ha llevado ya a un equipo sanitario del Institut Guttman en Badalona a Jamaica. Se trata de un hospital especializado en el tratamiento y la rehabilitación integral de personas con lesión medular, daño cerebral adquirido u otra discapacidad de origen neurológico. El equipo que viajó a Jamaica estaba compuesto por personal especializado en medicina rehabilitadora, psicología, enfermería y fisioterapia. En su caso, el objetivo no consistía en visitar pacientes y volver a España, sino sobre todo en ofrecer formación al personal sanitario del país sobre prevención de lesiones medulares, terapias de rehabilitación y ayuda a la adaptación de los niños discapacitados.

Un equipo de expertos sanitarios españoles

Varios equipos médicos se han desplazado desde España a diversos países para llevar a cabo sesiones de formación y asesoramiento a los médicos locales sobre las mejores prácticas aplicadas para la prevención y el tratamiento de lesiones derivadas de accidentes de tráfico. El Dr. Enric Portell, médico rehabilitador, y Joan Saurí, psicólogo clínico, forman parte de ellos.

   

Dr. Enric Portell

Médico rehabilitador

Con más de 30 años de experiencia en el tratamiento de lesiones medulares, el Dr. Enric Portell fue el encargado de coordinar el equipo sanitario que se trasladó a Jamaica en el marco de Rights of Way.

Leer la historia de Enric

   

Joan Saurí

Psicólogo clínico

Experto en psicología de la rehabilitación, discapacidad y calidad de vida, Joan Saurí se encargó de trasladar al personal sanitario de Jamaica las tareas que llevan a cabo profesionales de su perfil en un centro de rehabilitación.

Leer la historia de Joan

El equipo de expertos españoles asesoró al personal de Jamaica sobre cómo realizar un traslado correcto de los heridos y práctica clínica

De esta manera, el equipo demostró en Jamaica cómo el enfoque multidisciplinar puede ayudar a paliar las consecuencias de un accidente de tráfico en niños. El trabajo conjunto de médicos, psicólogos, enfermeros y fisioterapeutas, junto a la implantación de protocolos clínico-asistenciales efectivos para este tipo de problemas, son claves para el éxito del tratamiento y los cuidados que reciben los pequeños. También lo es el trabajo con las familias tras el trauma y la discapacidad.

El equipo de expertos españoles también asesoró al personal de Jamaica sobre cómo realizar un traslado correcto de los heridos y práctica clínica, así como a la hora de encontrar información fiable sobre el tratamiento de lesiones medulares y secuelas tras un accidente de tráfico en niños, tales como guías de práctica clínica o sistemas de evaluación periódica.

Estas acciones de formación de personal sanitario se han visto reforzadas por otras de concienciación sobre la seguridad vial, destinadas a escolares y personal de los centros educativos. Además, la iniciativa Rights of Way ha llevado a cabo una labor de identificación de escuelas de alto riesgo del país y promovido la creación de áreas seguras en torno a los colegios, mediante la instalación de pasos de cebra.

Reducir la siniestralidad vial en los países en desarrollo, sobre todo cuando los niños pueden verse afectados, es una cuestión de gran importancia. Ayudar a sus equipos sanitarios a paliar las consecuencias puede, además, marcar la diferencia para miles de familias. 

RCS / RESPONSABILIDAD / COMPROMISO / EMPRESAS

CON PRÓPOSITO

Es un proyecto que propone un recorrido por las iniciativas de responsabilidad social corporativa de las empresas españolas. Qué hacen, por qué lo hacen y cómo lo hacen… y el modo en el que estas políticas influyen en nuestro modo de vida.

Hay tantas políticas de RSC como empresas y cada una de ellas elige el entorno en el que focalizar sus esfuerzos. La sostenibilidad y la promoción de la igualdad son los ámbitos en los que las empresas españolas suman más iniciativas, junto con la lucha contra la pobreza.

A este tipo de proyectos se suma con fuerza la Economía Circular, que ha perdido ya la etiqueta de moda pasajera para convertirse en una apuesta de futuro de las grandes empresas españolas. Cada vez son más las que reman en esta dirección, en un movimiento global que abraza cada vez un mayor número de ciudadanos. Responsabilidad en el consumo, prudencia en el uso de recursos naturales, reutilización de los residuos generados por la actividad empresarial… En definitiva, responsabilidad en la cadena de producción y en el consumo.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Abertis. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.