https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Zaza golea al ritmo de Kempes y Villa

Zaza celebra con rabia el tanto de la victoria de Parejo. / signes
Zaza celebra con rabia el tanto de la victoria de Parejo. / signes

El delantero ve una amarilla por protestar y no jugará ante el Eibar mientras que Iago Aspas gana a Rodrigo el duelo de artilleros españoles El ariete rompe una racha de cuatro partidos de Liga sin marcar

TONI CALERO VALENCIA.

Simone Zaza es la desbocada carrera en el minuto 85 para taponar un centro lateral de Hugo Mallo. La explosión de Mestalla. Simone Zaza es el tipo que abre los brazos en cruz y mueve la cabeza arriba y abajo, el rey del momento, para festejar su gol. Zaza es también el delantero que recita mientras juega las canciones de la grada y ve una amarilla por protestar que le deja sin el partido de Ipurua. Zaza es una coctelera y domina el escenario. La afición le adora. En cierto sentido ya le adoraba la temporada pasada porque nunca negocia con el esfuerzo aunque vea la portería más o menos pequeña según la ocasión.

De Zaza se supo que llegó en diciembre fuera de forma a un equipo en ruinas, y que en seis meses firmó media docena de goles. Nadie discutía su sitio en el once, pero se le exigió más acierto. Y esta temporada ha vuelto a ser el peligroso italiano que vistió la camiseta de la Juventus y alcanzó la selección. Su ritmo goleador no es cualquier cosa: Zaza lleva diez, va segundo en la lista de máximos realizadores (sólo por detrás de Messi) y ayer cerró con un portentoso cabezazo una racha de cuatro partidos -cinco, con el de Copa del Rey- sin marcar.

Los últimos delanteros del Valencia que llegaron a los diez tantos en la jornada 15 de Liga fueron dos leyendas: Mario Alberto Kempes y David Villa. El Matador esculpió esos números en la 79-80; el asturiano repitió en dos temporadas consecutivas, de 2008 a 2010. Zaza en particular, los delanteros en general, han silenciado el debate veraniego sobre si era necesario contratar otro ariete. Ahora la cuestión no radica en el rendimiento. La duda está en si firmar un recambio de Zaza en enero por si la rodilla le dice basta, obligándole a pasar por el quirófano, lo que dejaría al Valencia sin su referencia unas cuantas semanas.

El encuentro ante el Eibar será para Santi Mina y Rodrigo Moreno, sin fuelle para brillar anoche contra el Celta. Fue mala la actuación del hispano-brasileño y Aspas, un futbolista formidable, le ganó el particular duelo entre goleadores españoles. Rodrigo y Aspas estaban empatados a ocho tantos en Liga y el vigués rompió el empate en Mestalla. Ambos internacionales, es muy probable que a final de curso estén disputándose una plaza para el Mundial de Rusia. Rodrigo ya no estaba sobre el terreno de juego (Marcelino le cambió en el minuto 67) cuando Aspas aún peleaba todas y cada una de las acciones de ataque del Celta. Como Rodrigo, se quedaron a cero Maxi Gómez (7) y Mina (5) en el combate entre dos de las delanteras más efectivas del torneo.

Fotos

Vídeos