Las Provincias

Vuelta de tuerca al nuevo Mestalla

Cambios en el nuevo Mestalla
/ EMEBÉ
  • El profundo rediseño del estadio valencianista insiste en acercar más los espectadores al terreno de juego

  • Luis Cervera, Christian Schneider, responsable del futuro campo, y David Rosa, del equipo de marketing, volvieron a estudiar ayer Cornellà

Cornellà no sólo fue objeto de especial interés para el equipo de Nuno, sino también para los responsables del Valencia. Y no deportivamente. Desde que Peter Lim compró la entidad, una de las cuestiones que empezaron a tomar forma fue el diseño que se había proyectado para el nuevo Mestalla. Con las obras paradas ya camino de los siete años, entre los puntos que se comprometió Meriton a realizar está la finalización de las obras del recinto de la avenida de las Cortes. El centenario en 2019 es la fecha señalada para que el equipo dispute allí sus partidos.

Pero aún no ha entrado ni un solo obrero. ¿Por qué? Entre las razones que se argumentan es que se está en una fase de estudio -bastante avanzada ya- el rediseño de cómo tiene que ser el nuevo recinto. El cambio respecto a lo que estaba previsto va a ser más importante de lo que parecía en un principio. Es decir, un nuevo Mestalla sobre el nuevo Mestalla. Desde Singapur se están haciendo los trabajos.

¿Qué quiere Lim? Una de las cosas que más han llamado la atención al empresario de Singapur es la especial idiosincrasia del viejo Mestalla. Sobre todo, la cercanía que tiene el público con el terreno de juego y la sonoridad de los cánticos. Eso, según los expertos, era difícil conseguir tal y como se había planteado en los planos de Marck Fenwick.

fotogalería

Figuración del estadio. / LP

"Queremos un viejo Mestalla en el nuevo Mestalla". Lo dijo así de claro la propia Layhonn Chan en julio a LAS PROVINCIAS en Pekín. La presidenta fue bastante contundente. "Le hemos explicado de forma muy clara a los arquitectos que necesitamos un estadio que no sólo sea bonito sino que ayude a ganar partidos. Lo más bonito del actual Mestalla es que los rivales cuando saltan al campo tienen mucho respeto porque la grada está muy cerca. Eso no lo queremos perder. Se trata de aprovechar lo que ya hay para construir un estadio completamente nuevo". Un replanteamiento bastante serio de la situación.

Si una de las cosas que más criticó Amadeo Salvo cuando llegó era la ausencia de un plan real para aprovechar toda la zona comercial, el nuevo consejo ha añadido como punto importante el crear un ambiente en torno al terreno de juego. Eso es lo que se vive por ejemplo en Cornellà, oficialmente llamado ahora Power8 Stadium (calificado como máxima categoría por la UEFA y con capacidad para 40.000 espectadores) y que fue inaugurado en agosto de 2009, dos meses después de que Manuel Llorente tomara la presidencia del Valencia.

Fue en la época de Llorente cuando responsables del club empezaron a visitar este estadio para apuntar las cosas que se podían aprovechar. Ayer fue el enésimo examen a las instalaciones y a la zona comercial que hay pegada. Acompañando al equipo en el viaje a Barcelona estuvieron además de Luis Cervera, Christian Schneider, responsable del futuro estadio, así como David Rosa, miembro del equipo de marketing que dirige Draper. En el hotel les esperaba además Javier Solís, miembro del departamento jurídico de la entidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate