https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Vigilancia a la euforia en el regreso a Europa

Gabriel Paulista, con los brazos en alto en la sesión previa al choque europeo. / juan j.monzó
Gabriel Paulista, con los brazos en alto en la sesión previa al choque europeo. / juan j.monzó

El mejor Valencia de la temporada asume el papel de favorito ante el FC Krasnodar | Peter Lim vuelve a Mestalla, donde los blanquinegros arrancan con el objetivo de dejar la portería a cero como clave de la eliminatoria

Toni Calero
TONI CALEROValencia

En fútbol, controlar el estado de ánimo de una afición es prácticamente imposible. Y más si la grada, caso de la valencianista, está hambrienta de buenas noticias. Por ello Mestalla dedicó los últimos minutos del choque ante el Athletic a seguir con la celebración por el pase a la final de Copa. La gestión de las emociones en las butacas corre a cargo del respetable, faltaría más, pero a Marcelino le toca la complicada labor de aislar al vestuario y mentalizar a sus futbolistas de que hay mucha vida más allá de la finalísima de Sevilla contra el Barcelona. Empezando por esta noche, cuando sobre el césped de Mestalla comparezca un FC Krasnodar de menor nivel que el Valencia pero con la capacidad suficiente para dar sustos a buenos equipos europeos. Le ocurrió al Sevilla en la fase de grupos de la Europa League y también al Bayer Leverkusen, última víctima continental del conjunto ruso.

Con el billete a la final copera sellado y la pelea por la cuarta plaza liguera abierta de par en par, el Valencia regresa a Europa consciente de que es el favorito para alcanzar los cuartos de final. El FC Krasnodar volvió a competir en la Premier rusa el pasado fin de semana después de tres meses de parón. Un factor que, bien es cierto, no le impidió doblegar al Bayer Leverkusen en dieciseisavos. La clave, según admitió Marcelino, pasa por el duelo de ida, el de esta noche. «El resultado es bueno si no encajamos, pero nunca se sabe. Luego te pegan un machetazo. Tenemos que defender muy bien para que no nos metan gol y en ataque seguir generando», analizó el técnico, sabedor de que el Valencia atraviesa su mejor momento de la temporada y acumula once partidos sin perder desde el duelo de ida de los cuartos de final de Copa ante el Getafe (22 de enero).

Desde Singapur siguió Peter Lim la mejoría de su equipo después del período de crisis que estuvo a centímetros de llevarse por delante a Marcelino. El peso en la decisión de Mateo Alemany reforzó la figura del técnico de cara a la plantilla y hoy, el máximo accionista del Valencia vuelve a su palco de Mestalla para ver si su equipo es capaz de estirar la buena racha y se mete entre los ocho mejores de la Europa League.

Lim no verá ni al lesionado Ezequiel Garay ni tampoco a los sancionados Roncaglia y Kondogbia. Del centrocampista y su decisión de jugar con la República Centroafricana habló ayer Marcelino. «Kondogbia escogió entre dos selecciones. Cuando tomó esa decisión, sabía lo que eso implicaba», dijo sobre las largas ausencias de Kondogbia en los parones por compromisos internacionales. «Eligió así porque lo siente de corazón y tiene que rendir al máximo nivel tanto en su selección como con el Valencia. Él decide y nosotros intentaremos ayudarle a alcanzar su máximo nivel», profundizó Marcelino, quien lanzó un elogio para Kondogbia: «Estamos muy contentos por el rendimiento que dio contra el Athletic. Si tenemos al mejor Kondogbia hasta el final, el Valencia será mejor equipo».

Coquelin suplirá la baja de Kondogbia en el centro del campo y se prevén cambios porque el domingo el Valencia afronta otro choque vital en Girona. Paulista y Diakhaby serán titulares en el eje de la zaga y Rubén Sobrino puede acompañar a Rodrigo en ataque ante un Krasnodar que, según Marcelino, «está adquiriendo su mejor nivel en los últimos encuentros».

Más