https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El Valencia sale indemne del cambio de porteros

Neto, en una comparecencia de prensa./EFE
Neto, en una comparecencia de prensa. / EFE

José Manuel Sempere, convencido de la valía de Cillessen aunque admite su sorpresa por la «rara» decisión de Neto | El club de Mestalla defiende el éxito de una operación que soluciona el problema de las cuentas anuales y permite encarar el verano sin urgencias

Juan Carlos Valldecabres
JUAN CARLOS VALLDECABRESValencia

«No hay por qué preocuparse, la portería del Valencia CF va a estar bien cubierta con Cillessen». Una de las voces más autorizadas del valencianismo, especialmente en lo que al tema de los porteros se refiere, es José Manuel Sempere y él, a sus 61 años y con más de 350 partidos con la camiseta blanquinegra, bendice este particular trueque de guardianes que Valencia y Barcelona están a punto de oficializar. La salida de Neto y la llegada del guardameta holandés prolongará esa especial relación comercial que mantienen en los últimos años estos dos clubes y que no siempre se ciñen a la venta de un futbolista en dirección a la Ciudad Condal. En su día, por ejemplo, llegaron Montoya y Munir (cuando Alcácer y André se fueron), y ahora es Mateo Alemany el que pretende a Denis Suárez y Rafinha.

Mientras, el foco principal se lo llevan lógicamente Neto y Cillessen, ambos de vacaciones pero pendientes del teléfono y de sus agentes. Desde el punto de vista deportivo del Valencia, la única preocupación que podría existir es precisamente si Jasper Cillessen (30 años) -suplente en Liga de Ter Stegen- está capacitado para soportar la titularidad en Mestalla, al menos al mismo nivel que ha exhibido precisamente esta temporada el brasileño (uno de los más destacados de la plantilla). «Es un buen portero, internacional holandés y hasta ahora todo lo que hemos visto de él es positivo, con un nivel muy alto cuando ha podido salir al campo. Es verdad que Ter Stegen está un peldaño por encima pero si Cillessen jugara en el Barça tengo claro que no desentonaría. Si está para jugar en el Barça, también se puede adaptar sin mayores problemas al Valencia», apunta con cierta convicción Sempere.

Casi triplicará el sueldo

Desde Barcelona se indica que Neto puede duplicar e incluso llegar en algún momento -bonus y premios- a triplicar el sueldo que percibía en Mestalla y a sus 29 años -a punto de llegar a los treinta- le espera un contrato por cinco temporadas como culé (le quedaban dos en el Valencia). Lo más probable también es que Neto cambie de rol en su nuevo equipo. En el Valencia daba puntos con sus guantes ya que a Jaume sólo se le reservaba la Copa del Rey, allí parece condenado a sentarse en Liga en el banquillo y, a la inversa, sólo jugaría la Copa. Es difícil encontrar a alguien que asuma este papel. En los últimos años, únicamente Pinto aguantó durante seis temporadas como reserva de Valdés. En los últimos años, en el Valencia, Guaita, Yoel y hasta Ryan (a otro nivel también Sivera) tuvieron que salir ante la competencia de Diego Alves, y con la pareja Neto-Jaume encontró el club, y sobre todo el entrenador en el manejo de la salud del vestuario, un aparente y sano equilibrio.

«Es raro. Habría que preguntarle qué prefiere, si un papel u otro. Lo que está claro es que no se puede retener a nadie, no se puede estar a disgusto en ningún lado. Neto es un portero muy completo y que pese a su envergadura tenía muy buenas reacciones en los balones bajos. Era muy bueno. Lo único que me chocaba es que pese a esa gran altura que tiene (1,90 m) no dominara un poco más el juego aéreo. Aún así lo veía con entidad para estar en la selección de Brasil, el único problema es que los tres que hay allí en estos momentos, también son muy buenos» comenta Sempere.

En el Valencia están más que encantados con esta operación, que ayer seguía tratando de perfilar Alemany. Cuenta Marcelino con el decidido interés de Cillessen de venir y se ha desprendido de un Neto que había variado en un alto porcentaje su predisposición a continuar. Aún así y como principal argumento, en el Valencia se defiende que este inusual movimiento de piezas sirve para salvar el escollo de las cuentas de la temporada.

La venta de Neto se cerrará por casi 30 millones a 30 de junio y a partir del 1 de julio, Cillessen se convertirá exactamente por esa misma cifra en la contratación del portero más caro de la historia del Valencia. La consecuencia más directa a futuro es la influencia del fichaje en el próximo fair play. Neto, en cambio, le había costado al Valencia 7 millones hace dos temporadas y por lo tanto ya había amortizado justo la mitad.

EN BLANQUINEGRO 161 millones

Ha pagado el Barcelona en los últimos doce años al Valencia por los diferentes traspasos efectuados en dirección a la Ciudad Condal. Desde Robert Fernández a Paco Alcácer (el último en marcharse), pasando por Gerard López, Villa, Jordi Alba, Mathieu y André Gomes. Esta campaña recién finalizada, Jeison Murillo también pasó de Mestalla al Camp Nou pero en calidad de cedido y con una opción de compra de 25 millones de euros que el Barça no ejecutó.

70 millones

Es la cantidad que va a cobrar el Atlético de Madrid por la marcha de Rodrigo (su cláusula la abonará previsiblemente el Manchester City). Eso, unido a la salida de Griezmann, provoca un escenario lleno de millones en el Atlético de Madrid, uno de los equipos que había puesto su mirada en el blanquinegro Rodrigo Moreno. Con la operación de Neto, el Valencia ya no tiene tanta premura por vender y la posible salida de Rodrigo se ve desde una mejor posición negociadora.

Más sobre el Valencia en el mercado de fichajes