https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El Valencia evita a los cocos y se cruza con el Getafe

Marcelino./VCF
Marcelino. / VCF

El equipo blanquinegro derrotó a los azulones en la final de Copa de 2008, el último título del club de Mestalla

R.D.Valencia

Voro, representante del Valencia en el sorteo celebrado en la Ciudad del Fútbol, sonrió cuando le preguntaron si la Copa hacía especial ilusión por tratarse del año del centenario del club de Mestalla. «Es un aliciente más, qué duda cabe», contestó comedido Voro, consciente de que las bolas habían vuelto a ser benévolas con el Valencia como sucediera en 1/16 de final (Ebro) y octavos (Sporting de Gijón). No tanto por el rival, un Getafe guerrero, duro y con una idea de juego muy definida, sino por haber evitado a Barcelona, Real Madrid y Sevilla, el trío de contrincantes a priori más duras que quedaban en liza en esta Copa del Rey.

El Valencia va a jugar la próxima semana en el Coliseum Alfonso Pérez (martes, 21:30 horas) y la vuelta se disputa en Mestalla, un factor que Jaume Doménech considera «clave» en esta pelea por alcanzar las semifinales de Copa por segundo año consecutivo. «El Getafe es un rival difícil que encaja pocos goles, el segundo que menos en Liga, tenemos un factor importante que es la vuelta en Mestalla. Tenemos que hacer un buen partido allí y culminar aquí la eliminatoria», explicó el guardameta titular del conjunto blanquinegro en el torneo.

El Valencia tan sólo se ha enfrentado en dos ocasiones al Getafe en Copa. La primera, en los octavos de final de la 2006-2007, donde pasó el equipo madrileño. La segunda y última, en la final de 2008. La famosa autogestión del vestuario con un banquillo gobernado por Ronald Koeman y que supuso el último título de la historia valencianista. Ahora, con el devenir de las bolas, a Marcelino y sus futbolistas se les exige dar el máximo en cuartos de final de un torneo que está de cara e ilusiona a la afición valencianista. Las palabras de Mateo Alemany, en las que poco menos que despreciaba la Copa, no calaron ni en la grada ni tampoco en el vestuario. «Es cierto que priorizamos la Liga pero no tiraremos la Copa», repitió ayer Marcelino. En esa línea se expresó Jaume: «A nosotros en ningún momento se nos dijo nada de eso. El equipo prepara cada partido a muerte, al máximo y se vio en el campo -contra el Sporting- la predisposición».

El presente del Valencia pasa por eliminar al Getafe de Pepe Bordalás, un entrenador que está cuajando un excelente papel en el Coliseum al convertir a su equipo en uno de los más difíciles de superar de todo el fútbol español. «El Getafe está haciendo una gran campaña, como la anterior. No es un equipo fácil porque tiene una línea muy definida para jugar. Está dispuesto a ganar siempre. Es un rival incómodo, pero la eliminatoria está al 50%, en dos partidos prácticamente no hay margen de error», destacó Voro. «Es un bloque muy competitivo, entiende muy bien las ideas de su entrenador y las defienden. Arriba son muy efectivos», completó Jaume Doménech.

En el resto de cruces, el Real Madrid se medirá al Girona, el Espanyol al Betis y la eliminatoria estrella queda para el Sevilla-Barcelona. «Sí, sí, que se desgasten, ya iremos a por ellos cuando toque», dijo Jaume. Cabe recordar que el año pasado el Valencia fue eliminado del torneo por el Barça, vigente campeón de la Copa del Rey.