https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El Valencia CF aprieta para firmar a Cillessen y endurece su posición por Santi Mina

Mina intenta sortear a Cillessen durante un Barça-Valencia. / afp/j. lago
Mina intenta sortear a Cillessen durante un Barça-Valencia. / afp/j. lago

El club asegura que el Barça ya ha alcanzado un acuerdo por Neto y admite que será muy difícil que vengan juntos Denis y Rafinha

T. CALERO/L. MARTÍ

Valencia, Barcelona, Vigo. El arranque del mercado de fichajes para el club de Mestalla se está centrando en dos ciudades, las que acogen al conjunto culé y el Celta. Con el Barça hay en marcha conversaciones por cuatro futbolistas (Cillessen, Neto, Denis Suárez y Rafinha) a la espera de que el equipo de Valverde avance la planificación y decida si Rodrigo Moreno encaja definitivamente en sus planes. Mientras tanto, el tuya-mía con el Celta sigue siendo constante. Maxi Gómez, Santi Mina y viceversa. El Valencia quiere al uruguayo, el club gallego a un jugador que se formó en su casa y sobre esa melé intentan ambas entidades salirse con la suya.

A Mateo Alemany y su equipo no les ha sentado nada bien la contundencia de Carlos Mouriño, presidente del Celta, para referirse a la salida de Maxi Gómez: «No vamos a regalar a Maxi, y los equipos que lo quieran tienen que empezar a fijarse en su cláusula. A partir de ahí, podemos negociar. Si el Valencia quiere hacerse con Maxi, va a tener que ponerse a la altura de un club como el Valencia», decía Mouriño sobre el uruguayo, cuya cláusula de rescisión alcanza los 50 millones de euros, una cifra que el Valencia no alcanzará en ningún caso. Mientras, Maxi lanzó ayer su segundo guiño al valencianismo a través de las redes sociales. Hace unos días se despachó con un emoticono de la paella, ayer escribió 'bon dia' junto a una imagen en la que aparece con Torreira desde la concentración de Uruguay en Brasil, donde disputa la Copa América.

El 'apretón' de Mouriño encontró respuesta ayer en el Valencia, que endurece su postura respecto a Santi Mina. El club afirma que el gallego no está en venta, recuerda que se trata de una pieza importante para Marcelino y en cualquier caso, le recuerda al Celta que si quiere a Mina esa operación nada tendrá que ver con la de Maxi Gómez. Mina, de tan sólo 23 años, se ha ido a los 45 partidos esta temporada (13 goles y 6 asistencias) y lleva dos años consecutivos ofreciendo un gran rendimiento. El gallego quiere más espacio y por ello puede salir, pero el Valencia ni mucho menos regalará al futbolista. Queda mucho mercado por delante pero Alemany ya ha avisado de que Mina tiene contrato hasta 2021 y por tanto, no hay prisa en busca de la mejor oferta.

Maxi Gómez vuelve a lanzar un guiño al Valencia desde la concentración de Uruguay

Eso en cuanto a los delanteros, porque el asunto de los guardametas lleva dos días al borde de finiquitarse. El Valencia ya confirma que el Barça ha alcanzado un absoluto acuerdo con Neto, que prácticamente triplicará su salario vistiendo de azulgrana. Neto mantuvo y mantiene que de haber jugado la final de Copa hubiera sido más fácil su convocatoria para la Copa América y esa es la causa principal de su mosqueo y casi definitiva salida.

Para que se concrete el trueque del brasileño por Cillessen, faltan los habituales flecos por el holandés. Económicamente Neto gana y Cillessen pierde, así que el titular de la selección 'orange' se encuentra resolviendo su vinculación con el Barça (2021) y finiquitando las condiciones de su nuevo contrato en Mestalla. La convicción de Cillessen para firmar ha sido clave en una operación que facilitará al Valencia cuadrar sus cuentas antes del 1 de julio. Cabe recordar que el club debe realizar ventas por una cantidad cercana a los 30 millones.

El Valencia, además, sigue con dos vías abiertas para reforzar la plantilla con jugadores del Barça. Denis Suárez y Rafinha están sobre la mesa aunque el club reconoce como «muy difícil» firmar a los dos por un tema económico y también deportivo. El Valencia quiere mantener la base de la plantilla y ya hay varios fichajes sin que la operación salida arranque. Alemany y Longoria cuentan, al menos, con una gran ventaja: tanto Denis como Rafinha quieren jugar en el conjunto blanquinegro.