https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Undiano, desapercibido en un partido con poca chispa y sin acciones polémicas

El navarro advierte a Zaza a las primeras de cambio y el Barça reclama penalti por manos de Montoya en un tiro de Jordi Alba

T. CALERO

valencia. Alberto Undiano Mallenco se complicó poco. Esta vez la experiencia del colegiado navarro sirvió para que el encuentro se desarrollara con normalidad y sin que la atención se centrara en la actuación arbitral. La vuelta de la semifinal tuvo poca chispa y desde luego, muchos menos voltios que el encuentro de ida. En el Camp Nou, el murciano Sánchez Martínez se equivocó al no expulsar a Sergi Roberto tras una durísima entrada a Andreas Pereira que ha dejado fuera de juego al portugués para varias semanas. Esa, la más grave, y la patada sin balón de Luis Suárez a Ruben Vezo (si el uruguayo hubiera visto la amarilla habría perdido el choque de Mestalla) provocó el enfado del Valencia y que futbolistas, técnicos y el propio entorno estuvieran muy pendientes ayer de la labor de Undiano.

Lo primero que hizo el árbitro fue señalar una falta de Simone Zaza a Jordi Alba. A los once minutos, el italiano recibió la advertencia del trencilla. «La última», le dijo Undiano al valencianista tras barrer a Sergi Roberto en la banda. A partir de ahí y hasta el minuto 34 (Rodrigo se llevó la cartulina amarilla por una contundente entrada a Messi), Undiano se dedicó a dejar jugar sin complicarse la existencia para que Mestalla no entrara en juego. El público protestaba algunas de las decisiones del colegiado, pero todo dentro de lo normal.

El transcurrir del encuentro y la sentencia del Barça allanó el paso de Undiano por el partido. Eso sí, el Barcelona reclamó un penalti de Martín Montoya al entender que el catalán frenó con la mano un disparo de Jordi Alba. En los últimos minutos la presión ambiental se difuminó y sólo el cabreo de Zaza 'obligó' al árbitro navarro a mostrar una amarilla al italiano por protestar que un saque de portería debió ser córner. Undiano, que en su anterior Valencia-Barça no vio un penalti a Rodrigo y concedió un gol ilegal a los azulgrana, pasó esta vez desapercibido en Mestalla.

Fotos

Vídeos