https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El túnel de vestuarios como entrada al terciario de los pisos del viejo Mestalla

Imagen del túnel de vestuarios de Mestalla. / manuel molines
Imagen del túnel de vestuarios de Mestalla. / manuel molines

El proyecto contempla un icono valencianista en la plaza central y los edificios tendrán elementos relacionados con el club blanquinegro

TONI CALEROVALENCIA.

El túnel de vestuarios que da acceso al césped de Mestalla no perecerá nunca. O al menos, esa es la idea que manejan los impulsores del proyecto sobre la edificabilidad que sustituirá, en unos años, al actual estadio del Valencia. A falta de que el plan sea presentado públicamente el próximo jueves, la intención es que tanto los edificios como la zona terciaria que se ubicarán en las parcelas del estadio reflejen una importante sensibilidad valencianista. ADU Mediterraneo -cuyas viviendas comercializa Olivares Consultores- asumió el proyecto consciente de que la promoción posee connotaciones especiales al tratarse de la transformación de Mestalla, inaugurado en mayo de 1923, el estadio más añejo de la Primera División del fútbol español.

Desde el principio se contempló que el campo de la Avenida de Suecia no debía ser demolido, sino «derruido» para utilizar los áridos de Mestalla en el proyecto. Mantener el túnel de vestuarios que jornada tras jornada ve desfilar a los jugadores del Valencia y sus rivales es una de las actuaciones que los promotores tienen en mente. Ese espacio serviría como entrada a la zona terciaria de un plan que ha ido sumando cooperativistas (353) desde que Deloitte y el Valencia se decantaran por esta oferta dentro de un largo proceso de selección.

Conservar el túnel de vestuarios no es la única medida con aroma valencianista que se prevé. «Habrá un icono en la plaza central dedicado a Mestalla y los edificios tendrán una alegoría relacionada con el club», apunta José Luis Santa Isabel, presidente de ADU Mediterraneo, cuya intención es la de iniciar los trabajos de construcción en agosto de 2022. Cabe recordar que el Valencia ya ha retrasado en varias ocasiones el traslado al campo de Cortes Valencianas y el compromiso ahora pasa por estar jugando en el nuevo estadio para la temporada 2022-2023. Es decir, que al actual Mestalla aún le quedan tres campañas más según los tiempos que maneja la entidad.

Según los impulsores, el Valencia podrá disponer de dinero para afrontar las obras del nuevo estadio

El director general del Valencia, Mateo Alemany, se reúne de forma periódica con Santa Isabel, puesto que compusieron un equipo de trabajo para ir avanzando el proyecto. El club dio el visto bueno a la iniciativa, principalmente, porque la oferta económica le convenció. Pese a no entrar en detalle, la cifra de venta de las parcelas debe estar por encima de los 113 millones de euros, una cantidad que el Valencia invertirá para reiniciar los trabajos en el nuevo estadio.

«Vamos a darle o dinero o garantías al Valencia para que pueda hacer dinero al ritmo que necesite. Esta oferta cumple con las condiciones que necesita el club para cubrir la construcción de su campo», asegura Santa Isabel. Precisamente en estos últimos días el presidente del Valencia, Anil Murthy, se marchó a Estados Unidos e Inglaterra para visitar algunos de los recintos más importantes y estudiar «conceptos para mejorar la experiencia de los aficionados» en el nuevo Mestalla.