https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La traca suena mejor al final

Guedes celebra el tanto que elimina al Krasnodar. / REUTERS/Sergey Pivovarov
Guedes celebra el tanto que elimina al Krasnodar. / REUTERS/Sergey Pivovarov

El Valencia acumula su undécimo partido marcando en los últimos minutos

JUAN CARLOS VALLDECABRESVALENCIA.

En el año más especial para el valencianismo no podía faltar la emoción, ingrediente que acompaña el carácter tan especial de los valencianos, capaces de pasar de la nada al todo y viceversa en lo que tarda en explotar un masclet. Y en eso, el equipo de Marcelino se está convirtiendo en un auténtico especialista, aunque la de anoche fue la primera vez que el Valencia supera una eliminatoria europea marcando un gol en el último minuto. Este equipo espera a que se queme la falla para soltar la traca. Lo hace con amplio repertorio, unas veces a la heroica -como la reválida copera ante el Getafe- y otras de manera sibilina. Como la de Krasnodar. Casi en el último suspiro le inyectó el veneno a los rusos, ya sin tiempo para reaccionar. Ellos, que se la prometían tan felices en el 85', se llevaron la estocada en el 93'. Quizás es cuando más duele. Pero que conste que estaban avisados.

El Valencia este año debería poner en marcha un abono especial, para esos clientes a los que les gusta el riesgo y las emociones fuertes. Vale la pena echar un vistazo al partido en los últimos diez minutos de juego porque sabes que algo va a pasar. Para bien en la mayoría de los casos -como el de este jueves- o para mal, como por ejemplo en Leganés cuando los madrileños lograron la igualada en su campo.

Pero hay que destacar la reiterada afición que le ha cogido este equipo a exprimir hasta el final los encuentros. Eso demuestra el espíritu de compromiso y las ganas (además de la condición física) de evitar hincar la rodilla en tierra. Si esta vez fue en la prolongación cuando Guedes devolvió la alegría al valencianismo, lo cierto es que esta misma escena se ha repetido en otros diez encuentros anteriores.

Lo que empezó siendo una coincidencia se ha convertido en un aspecto que los rivales van a tener muy en cuenta. Empezó Gayà en Mestalla el día del Leganés (1-1) anotando en el 85'. Dos semanas después en Copa al Ebro (1-2) era Mina (80'). La famosa 'zona Cesarini' tendría continuidad contra el Getafe en Liga cuando Parejo resolvió en el 81' (0-1). Diakhaby se apuntó a la fiesta en el 92' frente al Sevilla en casa (1-1), luego le tocó el turno a Piccini en el 94' (2-1 al Huesca). Aparecería Ferran en el 89' para cerrar la eliminatoria ante el Sporting (3-0) y Rodrigo dio los puntos en Balaídos (84').

Le cogió Rodrigo el tranquillo porque repetiría contra el Villarreal en el 86' (3-0) para hacerle posteriormente los dos al Getafe en Copa (92' y 93'). Apareció Gameiro en el 92' en el Villamarín (2-2) y anoche se estrenó Guedes. Ya van doce goles en once encuentros.

Más