https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Tercer viaje de Peter Lim a la Champions

Peter Lim, el primero por la derecha en su palco privado de Mestalla. /Manuel Molines
Peter Lim, el primero por la derecha en su palco privado de Mestalla. / Manuel Molines

El Valencia necesita clasificarse para afianzar el proyecto después de una campaña en la que el equipo de Marcelino nunca se rindió

TONI CALERO

Mateo Alemany dio la cara públicamente el 10 de enero, tan sólo unos días después de que el Valencia perdiera contra el Alavés en Vitoria y alcanzar la Champions se viera como un imposible. El director general albergaba sus dudas y como él, la mayoría del valencianismo, pero decidió ampararse en el «compromiso» que observaba diariamente en la ciudad deportiva de Paterna para echar un cable a Marcelino, por entonces en la cuerda floja. «No hay previsión de cambiar de técnico. Mi deseo es que cumpla su contrato y lo renueve», apuntó un Alemany muy hábil para demostrar su convencimiento en la capacidad de Marcelino al tiempo que le exigía una respuesta inmediata.

El Valencia tardó en espabilar después de finalizar la primera vuelta a diez puntos de la Liga de Campeones, pero su espíritu de supervivencia le ha llevado a la jornada más relevante con el privilegio de depender de sí mismo. Nada podrán hacer Getafe y Sevilla, los pretendientes, si el conjunto blanquinegro gana hoy a un Valladolid que está de fiesta. Pura y dura. Sergio González concedió tres días de vacaciones a sus futbolistas tras confirmar la permanencia y Zorrilla explotará para festejar un nuevo año en Primera. Al Valladolid le importa más bien poco ganar, empatar o perder contra el Valencia y de hecho, el técnico de los pucelanos hará muchos cambios en el equipo e incluso 'permitirá' a Borja Fernández despedirse de su afición como titular.

A las 18:15 horas sabrá Peter Lim si su quinto proyecto al frente del club de Mestalla será de Champions la próxima temporada. Ayer se cumplieron cinco años desde que el empresario de Singapur ganara el pulso del proceso de venta del Valencia. Un lustro desde entonces y Lim ya ha vivido de todo. Un sofocante desplazamiento a Almería en 2015 con Alcácer de héroe y el dueño del club vitoreado por la afición; dos rotundos fracasos en 2016 y 2017 y al fin, la reconstrucción de la entidad con Alemany y Marcelino como referentes. De la mano del técnico asturiano regresó el Valencia a la Liga de Campeones, un objetivo que Meriton apuntó como obligatorio en el contrato de compra-venta para consolidar las cuentas del club. A Lim el fútbol le enseñó ser mucho más complicado de lo escrito en un papel. Al empresario se le espera hoy en el palco del José Zorrilla para vivir la primera 'final' de la temporada del centenario con la convicción de que el Valencia no falle ante el Valladolid para consolidar el proyecto y evitar un verano de muchas salidas importantes y fichajes 'low cost'.

A este equipo que ha jugado más que ningún otro en el fútbol español le toca rematar la faena después de una remontada espectacular. Nada de pensar en la próxima semana y esa final en Sevilla para conquistar el primer título en once años. Marcelino y sus futbolistas se lo juegan todo a una carta en Valladolid. La expedición valencianista llegó ayer por la tarde a Pucela con veinte futbolistas y habrá dos descartes. Uno seguro: Garay. «Tiene una ligera molestia y no estará», concretó Marcelino. El otro está pendiente aunque el técnico quiere darle minutos a Kondogbia, ya recuperado, para que llegue con algo de ritmo ante el Barça. «Su proceso de recuperación ha sido muy bueno. Estamos muy satisfechos de su actitud y del buen trabajo que ha hecho junto a los médicos», destacó Marcelino sobre la vuelta exprés de Kondogbia. No se prevén cambios relevantes en el once titular y Jaume, que ya jugó contra el Alavés en Mestalla, parte con ventaja sobre Neto para salir de inicio porque la final de Copa es suya y necesita minutos.

Más