https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

Soler refuerza el aviso de Marcelino

Carlos Soler trata de robarle el balón a Iniesta. / EFE/Andreu Dalmau
Carlos Soler trata de robarle el balón a Iniesta. / EFE/Andreu Dalmau

«El partido de Barcelona fue una prueba de lo que vendrá el año que viene», dice | Del mensaje del técnico se desconoce si va dirigido a la necesidad de reforzar la plantilla de manera generosa de cara a la próxima Champions

Juan Carlos Valldecabres
JUAN CARLOS VALLDECABRESValencia

Hace menos de dos años, en el Valencia se hacían sorprendentes homenajes fotográficos a futbolistas (Enzo Pérez) por cumplir la irrisoria cifra de 50 partidos con la camiseta blanquinegra. El sábado, en el Camp Nou, un canterano como Carlos Soler -a quien el club ha convertido en símbolo- alcanzaba ese mismo número de partidos. Lo hizo el mismo día que se producían dos hechos significativos que para algunos han podido pasar desapercibidos. Por un lado y aunque suene un poco infantil: la garantía ya de que al menos se va a jugar la Europa League; y por otro el recado, consciente o inconsciente del entrenador, de que el Valencia va a tener que ponerse las pilas para no estrellarse a las primeras de cambio en la Champions 2018-19.

Si en el aviso de Marcelino va implícito el mensaje público a Peter Lim de que hace falta reforzar la plantilla es algo que sólo sabe con certeza el propio entrenador y que conociéndole ya tratará de no pisar ningún jardín por ahora.

El Valencia, en esta brillante temporada, no ha ganado a ninguno de los tres grandes de la liga española (Barça, Real Madrid y Atlético). Apenas unos minutos después de que Marcelino dijera en la sala de prensa del Camp Nou que el Valencia «no está a la altura de estos equipos», añadiendo la obligación de «crecer» sin entrar tampoco en excesivos detalles que dieran pistas sobre la dirección y el sentido de sus palabras, Carlos Soler reflexionaba en LAS PROVINCIAS casi al instante al respecto: «La temporada que viene serán partidos muy exigentes y lo que se ha vivido contra el Barcelona este sábado era una buena prueba para el año que viene. Tenemos que aprender de ello».

Justo el año en el que el Valencia presume de tener una de las mejores tripletas atacantes de Europa, en el Camp Nou se echó en falta precisamente la puntería exhibida en todo lo que se lleva de campeonato y que tantos beneficios han aportado al equipo. En el mejor de los escenarios posibles, el Valencia pinchó en el remate, pese a que como reconoce el propio Soler «supimos competir en todo momento».

Ese espíritu combativo ha sido prácticamente una constante en todo el ejercicio y es a lo que Marcelino se viene aferrando cada vez que habla ante la prensa. El entrenador, dicho sea de paso, lleva las últimas semanas insistiendo en elogiar públicamente a sus futbolistas.

Cuando se debate sobre si será esta semana cuando el Valencia alcance de manera matemática la plaza de Champions, señalar que ya se tiene garantizada la de la Europa League es un poco absurdo. De hecho, en el vestuario blanquinegro no se manejaba ni tan siquiera este hecho. Con el Sevilla -séptimo clasificado- a 18 puntos, con la misma cantidad de puntos por disputar (6 jornadas) y con el golaveraje a favor de los valencianistas, ya no hay quien le quite al equipo de Marcelino el premio menor de la Europa League. «No lo sabía», admite sincero el centrocampista valenciano, que no duda en reforzar la idea que también recalca su entrenador para valorar lo que se ha conseguido: «Es una muy buena temporada, después de las últimos dos años que hemos vivido... Por supuesto, lo que queremos es certificar la Champions y si ganamos este miércoles lo tendremos mucho más cerca».

Para este miércoles, con la visita del Getafe, Marcelino se encontrará con las ausencias obligadas de Kondogbia y Gabriel Paulista. Precisamente para asumir el rol del francés en el centro del campo, el técnico cuenta con dos opciones: la de Soler y la de Maksimovic. Lo que es evidente es que en el vestuario hay ganar de resolver la incógnita y dar un respiro: «Cuanto antes consigamos la Champions mejor, por eso fuimos a Barcelona a ganar. Lo justo en mi opinión era que hubiéramos empatado, hicimos mérito para ello».

En segundo plano para el colectivo está el tema del récord de puntos de Benítez y Nuno (77). «Siempre es bonito conseguir récords. Si ganamos los 18 puntos que faltan por jugarse podríamos aspirar a ser incluso segundos».

Fotos

Vídeos