https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Un sentimiento genuino

Entrenamiento del Valencia de la Liga Genuine. / irene marsilla
Entrenamiento del Valencia de la Liga Genuine. / irene marsilla

Paterna acoge la final de la Liga de discapacitados intelectuales | El Valencia DI será el anfitrión de la competición que se celebra este fin de semana en honor al centenario del club

LOURDES MARTÍVALENCIA.

Tomás León, Álvaro Ramírez o Adrián García defienden el escudo del Valencia como los Dani Parejo, José Luis Gayà o Mari Paz Vilas. Todos comparten el amor a unos colores y su pasión por el balón. Pero los tres primeros lo hacen con una sensibilidad especial. «El fútbol tiene las espaldas muy anchas, todos caben en él», dice Osvaldo Márquez, coordinador de las 'Escoles DI' de la Fundación del Valencia. Él es uno de los cinco miembros del cuerpo técnico que dos tardes a la semana durante toda la temporada entrena a los 48 chicos y chicas que forman parte de la escuela de discapacitados intelectuales del club.

Su casa es el campo municipal de Beniferri. Allí se entrenan por motivos de logística, pero este fin de semana se trasladarán a la ciudad deportiva de Paterna. Ellos serán los anfitriones de la cuarta fase y la final de la Liga Genuine que se disputarán en Valencia con motivo del centenario de la entidad blanquinegra. Un aniversario al que se unirán los 30 equipos participantes y que el conjunto DI del Valencia saborea desde principios de semana. Estuvieron entrenándose en Mestalla y tocaron, se fotografiaron y disfrutaron del trofeo de campeón de Copa del Rey. Tomás León, capitán del equipo DI, reconocía lo «impresionante» que es poder pisar el césped de Mestalla para preparar la cita del fin de semana e invitaba «a todo el mundo» a la cita que llenará de deporte la ciudad deportiva todo el sábado y la mañana del domingo: «Cualquier persona que sea del Valencia y que le guste el fútbol y el buen ambiente, puede venir a disfrutar de nuestros partidos y el compañerismo que se respira».

Prometen espectáculo y aspiran a la victoria, porque esa es la esencia del fútbol: «Todos quieren jugar y ganar, es su motivación, el motor que les sirve para superarse, cumplir objetivos es fundamental para su desarrollo y afán de superación. Para ellos, y para nosotros, significa mucho, por ejemplo, poder jugar en el Puchades», explica Osvaldo quien también incide en la gestión de las emociones: «Para cualquier chaval llevar el escudo del Valencia es especial y para ellos y sus familias también lo es».

El torneo acoge a treinta equipos y los encuentros se disputarán en el Antonio Puchades de Paterna «El fútbol tiene espaldas muy anchas, todos caben en él», dice Osvaldo Márquez, coordinador de la escuela

Ese fútbol protagonizado por personas con discapacidad intelectual ha conquistado a todos los que se han acercado a él. A esa mirada distinta a un deporte que desprende tantas pasiones también se adaptan, por ejemplo, los colegiados. En este caso serán todos de la Federación Valenciana.