https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Rodrigo Moreno: «No puedo garantizar que vaya a seguir en el Valencia»

Rodrigo posa para la entrevista. /José Ramón Ladra
Rodrigo posa para la entrevista. / José Ramón Ladra

El delantero intenta mostrarse enigmático sobre su futuro, aunque todo indica que va ser la gran venta del verano en el club de Mestalla

JOSÉ MANUEL ANDRÉSMADRID.

Rodrigo Moreno es uno de los jugadores del momento en el fútbol español. Su nombre se vincula a muchos de los grandes clubes después de un sobresaliente final de temporada con el Valencia y de hecho ayer expresó una afirmación de la que se pueden extraer conclusiones que confirman que el futbolista está en la puerta de salida de la entidad de Mestalla: «No puedo garantizar que vaya a seguir en el Valencia», admitía en Radio Marca en la misma mañana en la que atendía las preguntas de LAS PROVINCIAS. Al amparo de los muros de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, el delantero se refugia en el trabajo con sus compañeros de la selección, ajeno al ruido exterior. Las heridas de guerra de una temporada extenuante -suma casi sesenta partidos entre Liga, Copa, Champions, Europa League y selección- se dejan notar sobre el hispano-brasileño.

«Lo que tengo claro es que en principio el día 15 de julio tengo que incorporarme al Valencia»

«Necesito descansar y me lo merezco», reconoce entre risas Rodrigo, al que ni el cansancio consigue borrar de la cara una radiante sonrisa. «Fue increíble, el recibimiento de la afición en Valencia...», rememora eufórico cuando se le pregunta por el título de Copa. Antes de iniciar unas vacaciones ganadas a pulso, y quién sabe si también antes de cambiar de aires, tal y como se desprende de sus enigmáticas respuestas sobre el futuro, el que ya es un peso pesado de la selección en ataque afronta «con ilusión» el reto de dejar encarrilada la clasificación para la Eurocopa multisede del próximo año con un doble triunfo, mañana ante Islas Feroe y el lunes frente a Suecia en el Santiago Bernabéu.

-¿Esperaban acabar una temporada tan dura así?

-Lograr la Copa del Rey con el Valencia ha sido increíble. El recibimiento de la afición desde el aeropuerto hasta el estadio, cómo se ha movilizado el valencianismo con la final... Era difícil imaginar que íbamos a terminar así la temporada, sobre todo por cómo empezamos y con los malos momentos que pasamos a lo largo del año. Hemos conseguido el gran objetivo del club con la clasificación para la Champions y hemos logrado un título para el club once años después.

-Del futuro, ¿este título supone un fin de ciclo para Rodrigo?

-Llega el verano y se va a hablar y escribir mucho, pero yo estoy tranquilo y mi objetivo ahora son estos dos partidos con la selección y disfrutar de lo que hemos logrado esta temporada, de conquistar un título con el club y de la manera en que se vivió. Después de estos dos partidos sólo me apetece desconectar. Ha sido un año agotador, de un desgaste enorme para mí y lo que tengo claro es que en principio el día 15 de julio tengo que incorporarme con el Valencia.

-Suena para el Barça, el Atlético, la Roma, el Nápoles... ¿Cómo convive el futbolista con toda esa rumorología sobre su futuro?

-Con naturalidad. Es algo que forma parte de nuestra profesión, sinónimo de que las cosas se están haciendo bien a nivel individual y colectivo y algo que enorgullece, pero uno tiene que seguir centrado en su trabajo. No es fácil estar aquí y hay que disfrutar de este momento y aprovechar los entrenamientos para seguir afianzándome aquí y después desconectar y descansar. Creo que lo necesito y me lo merezco (Risas).

-¿Qué puede decir del escándalo que afecta al Valladolid?

-No tenemos nada que ver. No podemos hablar de ello porque está en proceso y no hay nada demostrado, pero en cualquier caso es algo que mancha el fútbol y que hay que perseguir.

-De nuevo en la selección, ¿tiene la sensación de haberse convertido ya en un fijo?

-Yo no diría fijo. Sí que me siento un jugador importante, ya que he tenido la posibilidad de venir en las últimas convocatorias, ya desde la etapa de Lopetegui y hasta ahora, con Luis Enrique también. Sé de la calidad del fútbol español y de la gran cantidad de buenos jugadores que hay actualmente y es un honor y un orgullo estar aquí. La trayectoria con el Valencia es lo que me está dando la posibilidad de venir con la selección. De todas maneras, sigue habiendo jugadores con más peso, auténticos referentes como Sergio Ramos, Busquets o Alba, que tienen muchos más partidos con la selección. Mi idea es siempre aportar al equipo, tanto en la banda como en la posición de '9'. Me siento muy cómodo con estos compañeros.

«Llega el verano y se va a hablar y escribir mucho pero yo estoy tranquilo»

-Da la impresión de que se está formando un bloque en ataque con Asensio, Aspas, Morata, usted...

-Sí, me entiendo bien con Morata, con Aspas, con Asensio... Con todos ellos he coincidido en las categorías inferiores y nos conocemos desde hace años.

-Se abre una nueva etapa en la selección. ¿Es el momento para la consolidación del bloque que logró el Europeo sub-21 en 2013?

-Sí, ahí están Morata, Iñigo Martínez o De Gea y otros jugadores como Thiago o Koke, que en esta convocatoria no están pero entran y salen de la selección. Estamos todos en una edad muy buena, 27 o 28 años. Es lógico que las etapas se acaben y comiencen otras nuevas, los jugadores no son para siempre y van surgiendo nuevas generaciones. Hemos vivido una etapa histórica y hay que darle valor, darse cuenta de lo difícil que es conseguir todo lo que se logró. Venimos de torneos que no han salido como queríamos pero hay nuevas oportunidades.

-¿Cómo está siendo el trabajo con Robert Moreno en esta y en la anterior ventana de selecciones?

-El trabajo con Robert Moreno no deja de ser una continuación de lo que veníamos haciendo anteriormente. Al fin y al cabo es el mismo cuerpo técnico y Luis Enrique está al corriente de todo lo que se hace. No ha habido un cambio como cuando llega un nuevo entrenador.

-¿Cómo afectó a los jugadores la marcha de Luis Enrique antes del partido frente a Malta?

-No es fácil cuando surge una situación así, además antes de un partido, pero el equipo afrontó de la mejor manera posible el partido en Malta y al final sumó los tres puntos.

-En el horizonte inmediato aparecen ahora Islas Feroe y Suecia, ¿con el objetivo de encarrilar la clasificación para la Eurocopa?

-Nuestro objetivo es hacer un seis de seis. Ante Islas Feroe puede parecer fácil, pero siempre digo que hay que tener cuidado con este tipo de rivales, en un campo de hierba artificial. Luego el partido ante Suecia es muy motivador y en un escenario ilusionante como el Bernabéu.

-¿Es difícil afrontar estos dos partidos con la temporada acabada?

-La temporada ha sido durísima. Sesenta partidos con el equipo más otros diez con la selección. Estos partidos son complicados porque nosotros hemos estado en competición hasta hace poco, pero hay compañeros que juegan en Inglaterra que llevan tres semanas sin jugar.