https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Riba-roja refuerza su defensa para no devolver el dinero

Un ciclista, por el término de Porxinos. / juanjo monzó
Un ciclista, por el término de Porxinos. / juanjo monzó

Los abogados del Ayuntamiento congelan el expediente contra el Valencia para aportar más documentación sobre el caso Porxinos

J. C. V.

valencia. Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Riba-roja han congelado el expediente que preparan para hacer frente a la petición que realizó el Valencia de cobrar los 25.117.783 euros, motivado por la liquidación del convenio que se firmó en 2005 para Porxinos. El club considera que existe una responsabilidad patrimonial contractual y fijó en dicha cantidad la compensación a la que debe hacer frente el Consistorio, además de los intereses de demora que resulten cuando concluya este largo culebrón.

Pero desde el Ayuntamiento siempre se ha tenido muy claro que ese dinero ni se podía (ya se ha gastado) ni se debía devolver. En base a esto, Riba-roja contrató los servicios de un despacho de abogados que lleva meses confeccionado toda la defensa en este litigio creado a raíz del PAI de Porxinos, donde estaba señalado que se construyera la futura ciudad deportiva valencianista. Al tumbarse de manera reiterada los proyectos que comprendían el complejo urbanístico, la situación se ha enquistado, reclamando por un lado el club el dinero que aportó y resistiéndose el municipio a la devolución de esa cuantía.

Ahora, los abogados han encontrado nuevos argumentos y datos que afectan directamente a la preparación de su defensa. Por este motivo, se ha frenado de alguna manera el expediente, con el fin de reforzar al máximo su posición en ese duelo jurídico que tanto está dando que hablar.

Las posturas están tan distantes como definidas y se ha borrado todo lo que en otros momentos eran buenas palabras y fotografías de buena sintonía. Hasta tal punto que la última argumentación que hizo público el Valencia no tuvo ningún reparo en disparar con cierta crudeza la actuación municipal, apuntando que «no se han cumplido (ni se podrán cumplir ya) ninguna de las condiciones a las que se sujetó la validez y eficacia de la renuncia a reclamar por vía administrativa y/o judicial el importe». Más énfasis puso el Valencia todavía cuando calificó de «absolutamente negligente» al Consistorio, al haber ignorado los «requerimientos cursados por la Generalitat para que informase sobre el grado de desarrollo del Plan General». La reclamación del club se hizo efectiva el pasado 15 de enero. El Ayuntamiento tiene margen de tiempo para contestar.

Fotos

Vídeos