https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Riazor para romper la racha y cantar los 40

El centrocampista Francis Coquelin, en su primer entrenamiento como futbolista del Valencia. /  LÁZARO DE LA PEÑA/VCF
El centrocampista Francis Coquelin, en su primer entrenamiento como futbolista del Valencia. / LÁZARO DE LA PEÑA/VCF

La licencia de Coquelin llega a tiempo y el francés entra en una primera convocatoria de la que se cae Nacho Vidal por decisión técnica El Valencia busca la puntuación que consiguió el año pasado en la jornada 32 con un triunfo después de dos derrotas seguidas

TONI CALERO

valencia. El 14 de abril de 2017, el Valencia empataba en casa ante el Sevilla alcanzando los 40 puntos. Con Voro en el banquillo para sofocar todos los incendios, el club respiraba por amarrar la permanencia a tan sólo seis jornadas del final de Liga. No han pasado ni diez meses, pero bastó ese tiempo para que el club de Mestalla diera un vuelco de 180 grados. La final de Copa del Rey es un objetivo real, clasificarse para la Champions League se percibe ahora como una meta asequible y el Valencia va a poner la puntilla a esta primera vuelta como tercer mejor equipo de la Liga por delante de Real Madrid, Sevilla y Villarreal.

La exigencia se instaló en el vestuario de los blanquinegros hasta el punto de que Marcelino afronta el choque de esta noche en Riazor como una reválida. «No estoy satisfecho por el rendimiento del equipo fuera de casa», concretó el técnico. Han escocido las dos últimas derrotas a domicilio -Getafe y Eibar- más el empate copero en Canarias, y el Valencia quiere enterrar hoy esa realidad de que la plantilla ha bajado su nivel como visitante. Sirva como arma el compromiso de Francis Coquelin. El francés llegó el jueves pagándose su propio desplazamiento, ha entrenado un par de días como valencianista y ya está para jugar. Esperaba Marcelino a que la licencia federativa se tramitara a tiempo y sucedió. La baja de Geoffrey Kondogbia (sancionado, como Andreas Pereira) incrementó la necesidad de meter a Coquelin entre los elegidos para medirse al Dépor. En principio partirá el ex del Arsenal desde el banquillo porque Marcelino dejó bien claro que su titular para hoy era Nemanja Maksimovic.

El serbio fue ganándose el respeto del grupo y la grada con el paso de los partidos y Mestalla le ovacionó contra Las Palmas porque cuajó una notable actuación golazo incluido. Su futuro inmediato es una incógnita precisamente por el fichaje de Coquelin, así que a Maksimovic le queda pelear en partidos como el de Riazor por apurar sus opciones de mantenerse en plantilla hasta junio. Formará dupla el serbio con Parejo y regresan al once muchos de los 'titulares' que descansaron en Copa para estar al cien por cien en el duelo contra los coruñeses.

Continúa Marcelino sin poder contar con Carlos Soler ni Murillo. Sobre el canterano, el entrenador lamentó que el esguince «es más grave de lo inicialmente previsto», así que con el fin de «no correr riesgos», admitió Marcelino que no sabe cuándo podrá tener en condiciones a Soler, indiscutible en el Valencia hasta la lesión.

«Cancelo es un supuesto difícil»

Nacho Vidal se quedó fuera de la convocatoria por decisión técnica y sobre la mesa está la convicción del club de firmar a un lateral derecho en este mercado de invierno. Una de las opciones pasa por el regreso de Joao Cancelo, aunque es el Inter quien decide puesto que está cedido allí hasta junio. «Cancelo es un supuesto muy difícil y por tanto no voy a hacer una valoración», se limitó a decir Marcelino.

En cuanto al rival, llega el Deportivo en serios problemas (es decimoséptimo, tan sólo un punto por encima del descenso) aunque arrancó un empate a domicilio ante el Villarreal en la última jornada. Cristóbal Parralo recupera a Lucas Pérez y Fede Valverde para medirse al Valencia y cuenta con Adrián López, que ha estado toda la semana entre algodones. El técnico elaboró una lista de 19 jugadores por las molestias de Çolak y está Carles Gil, que hoy se verá las caras con su hermano Nacho.

Fotos

Vídeos