https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Los retrasos en el proyecto de Mestalla obligan al club a pedir una prórroga al Consell

El Valencia solicita una modificación de la Actuación Territorial Estratégica aunque deberá justificarla

P. C.VALENCIA.

El Valencia se ha fijado el primer semestre del año que viene para reiniciar las obras del nuevo estadio. Pero deberá resolver antes otra situaciones para que el efecto dominó acabe con los operarios en el interior del coliseo de Cortes Valencianas. Y es que los retrasos en los plazos de la Actuación Territorial Estratégica de Mestalla han provocado que el club haya pedido una prórroga a la Conselleria de Obras Públicas. El hotel que debe asentarse en el antiguo ayuntamiento junto al estadio debía estar construido en 2018. Ante la imposiblidad de levantarlo -la dirección del recinto asegura que ha recibido las llaves del solar este año-, el Valencia ha hecho la petición. Pero desde el Consell han sido tajantes. La Ley de Contratos del Estado permite una prórroga, pero han exigido al club que fije un plazo y y que esté jurídicamente argumentada. Si no es así, la modificación se denegará. La licencia de obras del hotel no está pedida y se hará cuando la cooperativa edifique en la parcela de Mestalla.

El jueves tuvo lugar una reunión técnica entre el Valencia, la Conselleria de Obras Públicas y el Ayuntamiento para fijar una foto de la situación del viejo y el nuevo Mestalla. Justamente, en dependencias municipales la única documentación que ha llegado del recinto sin acabar es el proyecto que encargó Juan Soler cuando ejercía la presidencia con la dirección técnica de Alejandro Escribano y Mark Fenwick. El Ayuntamiento de Valencia sí cuenta con el certificado de un laboratorio que acredita que el hormigón está en perfecto estado. Hay que recordar que el el estadio está parado desde 2009.

Pero la semana que viene el Valencia tiene previsto enviar nueva documentación al Consistorio. Serán tres dossiers diferentes para agilizar los trámites en tres servicios distintos. Se trata de un paso más para conseguir que en el primer semestre de 2020 se reinicien las obras.