Las Provincias
Valencia CF

Lim quiere implantar en Valencia su negocio de hoteles y apartamentos

Estado actual de las obras de Mestalla donde va un hotel. :: jesús signes
Estado actual de las obras de Mestalla donde va un hotel. :: jesús signes
  • El singapurés completa la compra de la firma Ariva y anuncia un plan de expansión en Asia y en varias ciudades de Europa

Peter Lim busca ampliar su negocio hotelero y de apartamentos. Rowsley, el brazo inversor del magnate de Singapur, ha realizado una apuesta fuerte por el negocio de la restauración y de los hoteles con la intención de afianzarse en Asia e iniciar su expansión por Europa con presencia en las principales capitales, entre ellas Valencia

La empresa publicó ayer los datos finales del ejercicio de 2016 y presentó los objetivos del grupo para el futuro más inmediato. El pasado mes de febrero completo la compra de la firma Ariva, una empresa con establecimientos hoteleros y apartamentos en varias ciudades asiáticas. Ariva tiene en estos momentos casi 6.600 habitaciones en 47 propiedades y establecimientos repartidos en la zona de Asia Pacífico. Además gestiona otras propiedades de similares características en colaboración con terceras empresas destinadas al negocio de los apartamentos.

Con la compra de esta empresa, Peter Lim ha encontrado el trampolín que buscaba para asentarse en el sector y afianzar una expansión para dar el salto a Europa. En este momento cuenta con el Hotel del Fútbol que hay junto al estadio del Manchester United -un negocio en el que participa con Gary Neville y otros futbolistas de la generación del 92- y además construye un hotel boutique de 39 habitaciones con restaurante gestionado por un chef de prestigio. El objetivo, según la documentación oficial, es que esté terminado a finales de 2017.

En la documentación aportada a los accionistas, Rowsley recoge un ambicioso plan de expansión hotelero y de apartamentos que incluye la ciudad de Valencia. La idea de Lim, al margen de la gestión del club de fútbol, siempre ha sido ampliar su abanico de negocio -inició contactos con el IVI para colaborar con el Thomson Medical, el hospital privado del que es propietario en Singapur-.

El nuevo estadio del Valencia, que en estos momentos se encuentra sin fecha de finalización después de que en la última junta de accionistas la presidenta, Layhoon Chan, confirmara que no estaría listo para el centenario, incluye la construcción de un hotel en la parcela. Este sería el objetivo de Peter Lim a través de Ariva, la nueva empresa que ha adquirido su brazo inversor. En los objetivos anunciados por la sociedad del magnate de Singapur figura crecer de las 6.600 habitaciones hoteleras actuales del grupo hasta las 10.000 en el año 2020.

En España, junto a Valencia, la idea es implantarse también en Madrid y Barcelona. El punto de partida es Manchester, donde el negocio ya es una realidad, y ampliar en Londres. De ahí a Belfast y Dublín. Al margen de las islas, la idea es continuar con el negocio en París y Múnich. Dos ciudades con equipos de fútbol de primer nivel. Lim tiene muy buena relación con los actuales propietarios del PSG, por lo que a través de ellos puede encontrar una vía de entrada en la capital francesa.

Al margen del negocio con Ariva con marca principal, otro de los objetivos del grupo Rowsley a corto plazo es la búsqueda de un socio inversor que le permita desarrollar su modelo del Hotel del Fútbol en otros puntos del planeta. El siguiente establecimiento se abrirá en Singapur.

El negocio en Manchester

Lim cree en un negocio que en Manchester ha gozado del 82% de ocupación en 2016 -un año antes fue del 74,5%- con una tarifa diaria de 98 euros -en 2015 fue de cuatro euros menos-. Los hoteles del fútbol son establecimientos tematizados y que se ubican muy cerca de grandes estadios, como es el caso de Old Trafford, la casa del Manchester City.

Ante la crisis inmobiliaria en Singapur, que ha debilitado los proyectos del magnate en su propio país, Lim se ha visto obligado a explorar nuevos campos para tratar de sostener un negocio que cerró con importantes pérdidas en 2016. Además, la incertidumbre del Brexit también ha generado dudas en la sociedad, por lo que se ha visto obligado a tratar de exportar el negocio del Hotel del Fútbol.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate