https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Primera toma de contacto entre el Valencia y el IVF

Mateo Alemany, en una rueda de prensa en la ciudad deportiva de Paterna. / manuel molines
Mateo Alemany, en una rueda de prensa en la ciudad deportiva de Paterna. / manuel molines

La entidad de Mestalla asegura estar centrada en pulir el segundo recurso que quiere presentar ante la Comisión Europea El club inicia las conversaciones con la Generalitat tras conocer que tiene hasta el 20 de mayo para pagar los 23,4 millones

TONI CALERO VALENCIA.

La primera toma de contacto entre el Valencia y el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) ya se ha producido. Tanto el club como el órgano dependiente de la Generalitat estaban esperando a que llegara el requerimiento de la Comisión Europea instando a recuperar el dinero que en su momento se concedió al Valencia -también al Hércules- de forma ilegal, según entiende Bruselas. El IVF recibía el jueves la notificación por parte del Tribunal General de la Unión Europea y este lunes por la tarde, el requerimiento de los pagos.

Los abogados del Valencia se pusieron manos a la obra desde el primer momento porque la convicción del club es la de presentar un segundo recurso ante ese pago que asciende a 23,6 millones entre el castigo y los intereses. Mantiene el Valencia su posición de víctima en todo este proceso, puesto que ya pagó en su momento por las ayudas ilegales al fútbol y además, entiende esa cifra como desproporcionada. Su postura en este sentido es compartida por el IVF, dirigido por Manuel Illueca, que tanto en esta última reunión como en las anteriores ha manifestado el apoyo de la Generalitat al Valencia dentro de este proceso. Pese a ello, el IVF está obligado a ser pragmático: colaborará con el club de Mestalla en el recurso pero acatará la decisión de la Unión Europea si la misma le exige que cobre el dinero. «El IVF está del lado de los clubes valencianos y así seguirá siendo porque entendemos que son víctimas de una situación de mala gestión, del mismo modo que lo es el IVF», explicaba Illueca.

El director del IVF ya conoce más detalles acerca de las alegaciones que presentará el Valencia, quien asegura centrar sus esfuerzos en salir indemne de este proceso sin entrar, de momento, en cuál sería la mejor forma de pagar si la Comisión no aceptara el recurso. Lo cierto es que los precedentes no invitan al optimismo precisamente. Bruselas siempre se ha mostrado inflexible con los clubes de fútbol: sirva como ejemplo la multa que pagó el Real Madrid (20,3 millones) en 2016, aunque el club blanco optó entonces por abonar al Ayuntamiento de la capital el importe y sigue recurriendo judicialmente la decisión.

El 20 de mayo es la fecha que Bruselas ha impuesto para el pago tanto al Valencia como al Hércules, que debe abonar 7 millones. Ahora mismo, la única opción para ambos clubes de no asumir el pago es que la UE acepte los recursos anunciados, aunque el Tribunal fue demoledor en el auto dirigido al Valencia. Ahí expresa Bruselas la certeza de que Meriton posee el músculo financiero suficiente para hacer frente al pago de los 23,6 millones. Además, se recordaba que el club tenía aprovisionada la cantidad para la multa. En la auditoría del Valencia estaban recogidas las dos líneas de crédito abiertas por un valor total de 54 millones y que Peter Lim se comprometió a brindar apoyo económico siempre que fuera necesario.

Por todo ello las sensaciones con las que el Valencia inicia este segundo intento de convencer a Bruselas no son nada buenas. Tampoco reina el optimismo en el seno del IVF y eso que tanto Illueca como la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, han roto una lanza públicamente a favor de los intereses de un club que augura un problema mayúsculo en sus cuentas si finalmente tiene que hacer frente al pago.

Fotos

Vídeos