https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La paliza de 700 valientes que resisten en la caldera del Villamarín

Jaume no evita el 2-0 de Joaquín. / REUTERS/Marcelo Del Pozo
Jaume no evita el 2-0 de Joaquín. / REUTERS/Marcelo Del Pozo

Los jugadores reconocieron al saltar al césped el sacrificio de sus aficionados, ya que muchos regresaron de madrugada en autobús

C. V.Sevilla

Independientemente de lo que pasó sobre el terreno de juego y el resultado final, no cabe ninguna duda de que los verdaderos héroes si el Valencia llega a la final, como todo el mundo quiere en este mismo escenario dentro de tres meses, fueron los más de 700 valientes que resistieron en la caldera del Villamarín. Allí arriba, en un 'queso' del mastodóntico estadio verdiblanco, se situaron los aficionados blanquinegros que aguantaron como pudieron el fenomenal ambiente que se vivió. De esos cientos de seguidores, hubo de todo: los que viajaron en coche por su cuenta, los que optaron por el AVE haciendo noche después en la capital andaluza (la broma les saldría por casi 300 euros por persona) y los atrevidos que se metieron una panzada de kilómetros en cinco autobuses, con salida el mismo jueves desde Valencia y regreso nada más finalizar el encuentro. Su hora de llegada a Valencia estaba prevista para la mañana de hoy, con la esperanza de muchos de haber contribuido a empujar al equipo de Marcelino en este camino copero. Los jugadores, conscientes de este sacrificio personal y económico, a ellos se dirigieron nada más saltar al césped para calentar. No obstante, lo empezaron a palpar el aliento de su gente antes de viajar en la misma mañana por avión, al llegar y al salir del hotel.

Más noticias del Real Betis-Valencia CF

 

Fotos

Vídeos