https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La paciencia por Rafinha empieza a agotarse

Rafinha se lamenta en el partido ante el Athletic. / A. GILLENEA/AFP
Rafinha se lamenta en el partido ante el Athletic. / A. GILLENEA/AFP

El Fenerbahçe, que pagaría traspaso, se interesa por el medio | Marcelino pide que se acelere la negociación con el brasileño tras la baja de Carlos Soler: «Necesitamos un jugador polivalente»

ALBERTO MARTÍNEZ

valencia. La cuerda se tensa. La tajante postura de Peter Lim enfrió la llegada de Rafinha a Mestalla y, desde entonces, sólo se respira incertidumbre. El dueño del Valencia se negó a pagar un traspaso por un futbolista que arrastra un largo historial de lesiones, mientras que Marcelino insiste en la necesidad de fichar al centrocampista brasileño. Por su parte, al jugador se le empieza a agotar la paciencia. Sigue pendiente del interés blanquinegro, pero las dudas que envuelven la operación han provocado que el Fenerbahçe aparezca como alternativa.

La lesión de Carlos Soler, quien se perderá al menos nueve partidos, ha aumentado las urgencias de cara al final del mercado. Marcelino reitera su deseo de fichar a Rafinha, al que sólo le resta un año de contrato en el Barcelona. Lim apuesta por una cesión y el club catalán ha planteado al centrocampista la posibilidad de ampliar su vínculo para poder contemplar una salida a préstamo. Sin embargo, esta opción no convence al brasileño, partidario de marcharse traspasado.

Sin Soler, Marcelino puede recurrir a Wass, Ferran y Kang In. En cambio, Jason no entra en sus planes. «La lesión de Carlos nos genera una sensación de alarma. Ya dijimos que necesitábamos un jugador polivalente y ofensivo. La baja de Carlos nos hace acelerar esa opción», afirmó el técnico del Valencia sobre su deseo de fichar: «Me he referido a un jugador ofensivo y polivalente. Rafinha puede jugar en la derecha, la izquierda, el centro y de segundo punta». El asturiano está tenso y expectante: «No sé qué opina el chico. No tengo ni idea. No sé si puede venir o no. Me gustaría saberlo, pero no lo sé...».

El barcelonista se perdió el entrenamiento de ayer por grastroenteritis y es duda para mañana. Estaría encantado de incorporarse al Valencia, aunque también maneja la posibilidad de un Fenerbahçe que sí estaría dispuesto a pagar traspaso.