https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

El nuevo Mestalla despierta en otoño

Mateo Alemany, ayer en el momento de entrar en la sala de prensa de Mestalla donde ofreció una larga rueda de prensa. / damián torres
Mateo Alemany, ayer en el momento de entrar en la sala de prensa de Mestalla donde ofreció una larga rueda de prensa. / damián torres

El déficit del Valencia superará los 20 millones y debe vender jugadores para subir el fair play y fichar refuerzos | Mateo Alemany confiesa que ya hay ofertas por la parcela del viejo estadio y apuesta por la política de riesgo para no perder nivel competitivo

Juan Carlos Valldecabres
JUAN CARLOS VALLDECABRESValencia

El Valencia CF vive en permanente dualidad. Por un lado maneja con cierto agobio su realidad financiera y, por otro, busca satisfacer el orgullo deportivo de una afición que quiere que su equipo arañe a los grandes de España y, si se puede, se deje notar en Europa. El problema es que el primer factor tiene tanto peso que en ocasiones parece que incomoda bastante a sus dirigentes. Ayer, por ejemplo, el director general del club, Mateo Alemany, tiró de su habilidad dialéctica para dar un paso adelante, después a un lado y luego, como quien no quiere la cosa, volver para atrás.

Lo hizo cuando habló de la situación del nuevo Mestalla, un gigante dormido que hoy por hoy a Meriton a veces parece quemarle en las manos. Lo positivo es que Alemany fijó el próximo otoño como fecha en la que se pueden producir novedades al respecto. Lo menos positivo es que él mismo, en su misma respuesta, insistió una y otra vez en echar el freno de mano. «El mercado inmobiliario está emergente y probablemente pueda haber novedades en otoño, ofertas. Tenemos un estadio fantástico, espectacular. Por lo tanto, tranquilos, calma. Mientras tanto, juguemos en Mestalla. Yo me lo tomaría con más calma. Estaremos allí -en el nuevo campo-, pero en su momento, cuando toque».

LAS CIFRAS

150
millones se baraja como mínimo para la cifra a la que el Valencia quiere ir en su fair play financiero.
28
millones de euros es la cifra que ha supuesto la venta de Joao Cancelo a la Juve en cuanto al capítulo de ingresos de explotación.
6.500
socios más que el año pasado a día de hoy. En total son ya casi 32.500, cifra que llena de optimismo al club. Hay 3000 prereservas.

Esa pizca de optimismo la basa el ejecutivo en la labor que lleva haciendo Deloitte, la firma encargada por un lado de encontrar comprador a la parcela del viejo recinto, en encontrar la fórmula para financiar el dinero que falta por invertir (150 millones) y en gestionar la explotación comercial. «Se está moviendo el mercado. Hay interés en las parcelas de Mestalla. Sin la venta, en ningún caso hay que replantearse el inicio de las obras. Deloitte es un auténtico portaaviones en la gestión. El club no tenía los recursos suficientes para gestionar todo este proceso. Estamos en buenas manos».

A la deuda por no haber jugado en Europa hay que sumar que no hubo previsión de primas

Buena parte de la exposición que hizo Alemany giró en torno a los temas deportivos que en verano suelen atraer a los valencianistas, pero la introducción fue algo más áspera. Se centró el dirigente en el importante déficit con el que el Valencia va a cerrar el ejercicio. No citó una cifra concreta excusándose que será la auditoría la que lo determine pero sus pinceladas sitúan el impacto entre 20 y 30 millones de euros. La venta de Cancelo no ha amortiguado esos 45 que había que cubrir. «Cerraremos en un déficit importante y eso tendrá un impacto en el fair play. Habrá que solventarlo con ventas de jugadores en el futuro. Las primas por Champions no estaban presupuestadas», decía, para confesar posteriormente que dichos premios no se plantearon «porque nadie pensó que teníamos posibilidades de ir a la Champions».

Con este panorama, el Valencia podía optar por hacer dos cosas: frenar sus inversiones y equilibrar su estado; o continuar vendiendo jugadores para aumentar el fair play financiero y, de esta manera, tener más opciones para traer futbolistas que refuercen la plantilla de Marcelino.

Seguir arriesgando

«A día de hoy hemos invertido 40 millones en traspasos y vamos a invertir más. Queremos estar instalados en zonas altas de la clasificación y necesitamos reforzar el equipo en un mercado extremadamente complicado. La compra de Kondogbia y de Diakhaby son compras a tres años. No podemos comprar jugadores al contado. Se van a asumir riesgos, hay que agradecer el esfuerzo de Peter Lim. Habrá que seguir arriesgando, para la propiedad sería más cómodo buscar ese equilibrio pero estaríamos equivocándonos en la gestión. La venta de jugadores no deja de ser un procedimiento para tener mejor equipo», comenta el responsable valencianista.

Ese último apunte, el que se refiere al máximo accionista, sirvió para interrogar a Alemany sobre la línea de crédito que concedió en su momento al Valencia y que tiene todavía un puñado de millones disponibles. No quiso dar ninguna pista el director general al respecto, aunque por su respuesta Lim mantiene las facilidades. «La línea de crédito está para disponer. Ojalá no la necesitemos, está ahí como colchón. Es una situación muy ventajosa para la gestión del club».

De cualquier forma, los traspasos se harán pero no necesariamente con excesiva urgencia. Deportivamente interesa que salgan lo antes posible -así se podrán fichar a los sustitutos- pero contablemente «hay mucho tiempo para equilibrar esa situación de déficit que llevamos arrastrando», concretamente hasta el 30 de junio de 2019.

Ese déficit viene, entre otras cosas, por los pinchazos deportivos de los últimos años cuando el Valencia no se clasificó para jugar competición europea. Algo vital. «Hay jugadores que aún seguimos amortizando y que en el futuro tendremos que vender por menos», avisa.

La entrada de Gameiro por la salida de Zaza. Kevin Gameiro acabará siendo jugador del Valencia pero para ello tiene que salir antes Simone Zaza. En esa situación se encuentra el club, que de momento ha decidido que el delantero italiano se incorpore a la disciplina (el lunes) como uno más de la plantilla («los jugadores del Valencia tienen un valor de mercado bastante claro»). El Milan negocia por Zaza mientras el club de Mestalla lo hace con el Atlético sobre el precio de venta del francés. «Es un jugador muy interesante, muy buen jugador. Han existido contactos».

Maksimovic, Nani, Wass y Hazard buscan destino. Jaume, Neto, Cristian Rivero, Montoya, Vezo, Murillo, Paulista, Garay, Javi Jiménez, Diakhaby, Gayà, Lato Centelles, Maksimovic, Parejo, Kondogbia, Carlos Soler, Ferran, Medrán, Racic, Álex Blanco, Sito, Nani, Zaza y Mina. Es la lista de los que van a iniciar -ayer ya lo hicieron los chavales- la pretemporada. Nani vuelve a la espera de destino; Maksimovic se irá traspasado, mientras que Hazard y Wass interesan pero están dentro d euna lista de candidatos. Eugeni, por cierto, se marcha al Huesca.

Gonzalo Villar: de la denuncia al perdón. Con Gonzalo Villar se ha vivido un conflicto que no ha acabado en los tribunales por muy poco y que ha terminado con la abrupta salida del jugador. Alemany dijo que le quedaba un año de contrato y le remitió a los 8 millones de cláusula si se iba al considerar que ese año no tenía que cumplirlo, como decía su agente (el hermano de Guardiola). El chaval y sus padres fueron a las oficinas, pidieron perdón y el club facilitará su salida. «El jugador que anteponga sus intereses económicos a los deportivos no estará».

La renovación del técnico, para septiembre. Marcelino ya ha recibido en varias ocasiones la voluntad del Valencia de entablar una negociación para su renovación. Con su agente también se ha conversado al respecto. Al técnico le queda no obstante un año de contrato. De momento, el club ha decidido posponer esta cuestión para cuando acabe el mercado de fichajes. «Nos gustaría que estuviera muchos años con nosotros, hemos hablado con su agente muchas veces. No creo que haya ninguna prisa. Espero que en septiembre u octubre hablemos».

Lo de Guedes, otra vez toca esperar a finales de agosto.

En contra de lo que se dijo hace unos pocos días, ahora el Valencia ha decidido cambiar de estrategia y esperar a ver qué dice el PSG sobre Guedes. Alemany incluso teme que eso se pueda alargar hasta finales de agosto, repitiendo de esta manera la misma situación que se dio el año pasado, cuando llegó prácticamente a última hora en compañía de Pereira. «Estamos en manos del PSG. No existe negociación alguna abierta con el PSG. Tienen un entrenador nuevo, van a ver su plantilla y están sujetos a una operación grande y que puede afectar indirectamente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos