https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Noche con morbo en el césped y en el palco

Noche con morbo en el césped y en el palco

Al recuerdo de la Copa y al nuevo desafío para Celades se suma el enfado de la grada con Lim | El Valencia tiene urgencia por hacer que funcione el nuevo 4-3-3 y en las filas del Getafe destaca la presencia de Jason

J. CARLOS VALLDECABRES

Por el mismo precio, función triple. Se mire por donde se mire, el Valencia-Getafe de esta noche bien podría ser considerado el partido con más morbo del año porque ni mucho menos se limita ese interés a lo que pueda ocurrir sobre el césped. Precisamente contra este rival y en la tempestad social en la que se mueve actualmente el Valencia, tanta atención requiere comprobar si de verdad ese 4-3-3 de Celades es tan fluido como pronostica el nuevo entrenador como observar si Anil Murthy vuelve a resistir impertérrito la bronca de Mestalla hacia Peter Lim. Son difíciles de olvidar, por supuesto, los mamporros que unos y otros se dieron en aquellos cuartos de final de Copa tan agitados pero a la vez tan emocionantes. Afortunadamente, dos meses después de aquella vergüenza extrafutbolística, Valencia y Getafe dieron un ejemplo de corrección cuando se volvieron a ver las caras en Liga.

Si se trata de aislar lo puramente deportivo, se observa el choque de situaciones que se van a producir este miércoles en Mestalla. Si algo tienen claro los jugadores del Getafe es saber qué es lo que quiere su entrenador de ellos. Cuatro años lleva el técnico alicantino machacando a su gente. Por eso juegan casi de memoria. Ha conseguido reunir un grupo fiel que cree en el férreo dogma que ha conseguido implantar Bordalás. Por eso hay un claro contraste con la situación que se vive en la casa valencianista. Celades aguantó en el Camp Nou, el día de su estreno, el 4-4-2 por el que sentía verdadera obsesión Marcelino pero en Londres ya se atrevió a profanar el dibujo. De ahí que contra el Leganés se viera que el Valencia todavía está en fase de construcción y eso, con las necesidades siempre latentes que hay, siempre tiene sus riesgos. El colista pescó un punto y el asunto cobra mayor enjundia porque el Getafe ofrece mucho más bagaje. Es verdad que fuera de casa ha caído contra el Atlético (1-0) y que también sumó en el Villamarín (1-1), pero es de esos rivales a los que no hay que tomárselos nunca a broma.

4.ª mejor entrada registró el Mestalla la pasada jornada
Pese a ser las cuatro de la tarde, algo incómodo, los 39.014 espectadores estuvieron por detrás del Sánchez Pizjuán (42.354), San Mamés (45.143) y Wanda (57.701). Habrá que ver qué posición ocupa en esta jornada intersemanal.

Más aún cuando en las filas visitantes habrá futbolistas con una motivación extraordinaria. Al margen de Damián Suárez -tras lo que pasó en la Copa hizo en la siguiente visita un sensacional encuentro-, aparece en la escena Jason Remeseiro. El exgranota es del Valencia, no hay cláusula del 'miedo', pero se ha quedado con las ganas de demostrarle a Marcelino que se equivocó cuando no le hizo hueco en la plantilla. En los dos últimos partidos Jason ha sido titular y hoy se las verá con un Jaume Costa que vuelve a la titularidad (lo fue en la primera jornada).

Habrá variaciones respecto al último once, con Kang In y Ferran a la expectativa

Se espera lógicamente que haya variaciones en el once blanquinegro porque el sábado hay que pasar por San Mamés. Turno de Cheryshev por Guedes, de Gameiro por Maxi y es probable que le toque también a Ferran, que el domingo apenas estuvo 8 minutos sobre el terreno de juego pero los supo aprovechar. Lo de Kang In es otra historia. Haga lo que haga Celades con el surcoreano, siempre se le va a relacionar con los deseos más o menos expresados de la propiedad en promocionar al joven futbolista. De momento, lo que ha demostrado Celades es que tiene facilidad para buscar soluciones sobre la marcha. El domingo terminó con un 4-2-3-1 con Kang In jugando por detrás del delantero centro.

Más