https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

Murthy rebaja el tono

El presidente del Valencia, Anil Murthy, durante su intervención ayer en el acto de apertura del centenario del Valencia. /Jesús Signes
El presidente del Valencia, Anil Murthy, durante su intervención ayer en el acto de apertura del centenario del Valencia. / Jesús Signes

El presidente asume errores y destaca el apoyo de Lim | Vuelve a escena alejado del comunicado previo a la junta de accionistas y defiende que el centenario es de todos los valencianistas

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

La última vez que compareció el presidente del Valencia CF, Anil Murthy, fue ante la junta de accionistas del club en el mes de noviembre. En aquella ocasión, todavía estaba tierno el comunicado oficial del club que diferenciaba entre buenos y malos aficionados. Además de la distinción, se sumaron otros matices a unos párrafos cargados de soberbia y que sufrieron un rechazo frontal por parte de la masa valencianista. Ayer Murthy volvió a la palestra. En el escenario de la ópera del Palau de les Arts, el mandatario valencianista rebajó el tono. Por recomendación o convicción, pero el presidente del club de Mestalla abrió una rendija a la admisión de errores del pasado como punto de partida para los nuevos tiempos. Insistir en la reorientación del proyecto es una forma sutil de asumir que los pasos dados por la nueva propiedad no tomó las decisiones adecuadas.

Murthy estuvo acompañado por la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, la que mejor se mueve y más rédito saca en este tipo de actos festivos. Mientras el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, estaba en la sesión de maquillaje para su primera entrevista en À punt, la vicepresidenta se hacía fotos con la afición en el piscolabis posterior al acto oficial. Incluso aprovechó un momento para descalzarse y cambiarse los tacones por la comodidad de unas sandalias. Por parte del Ayuntamiento, la ausencia del alcalde, Joan Ribó, la cubrió la concejala de Deportes, Maite Girau.

Lo primero que hizo el presidente es agradecer el trabajo realizado a los trabajadores de la casa por la organización del acto. A nadie se les escapó que durante los últimos meses ha habido desfile de finiquitos en la entidad y cambio de caras. La pildorita del presidente quizá era evitable, pero ahí quedó. «Somos el mismo club pero comienza una nueva era», señaló Murthy. El término «era» incluye muchos campos. De inmediato, insistió en la idea que ya trasladó el pasado fin de semana: la reorientación del proyecto. Sin decirlo, reconoció que hasta la temporada pasada la llegada de Meriton mutó en una serie de decisiones desastrosas para la entidad que se ha enderezado este año con la entrada en la Liga de Campeones, un bálsamo necesario para lograr un periodo de pacificación en la temporada del centenario: «Tenemos una idea clara de proyecto».

El presidente destaca la reorientación del club: «Tenemos una idea clara del proyecto»

Un titular que luego deberá traducirse en hechos. Murthy aseguró que el Valencia no debe de perder en ningún caso el tren de la Liga de Campeones o cualquier otra competición de máximo nivel que se ponga en marcha en el continente. Una puerta abierta a la futura creación de una liga europea en la que si el Valencia se queda fuera puede ser un rejón de los que es muy difícil recuperarse. «¿Quién podía imaginarse hace dos años que se produjeran traspasos que sumaran 300 millones de euros? El centenario debe servir para reflexionar sobre el futuro del club: tenemos que ser uno de los mejores de Europa». Apuntó que hay que combatir los millones «con la cantera», una de las claves para el éxito futuro. Al mismo tiempo pidió «paciencia y no hacer locuras para tener resultados rápidos».

Insiste en que la cantera debe ser el arma para poder hacer frente a otros clubes millonarios

Murthy pide paciencia y alejarse de «locuras» para obtener resultados inmediatos

Murthy no terminó su discurso sin hacer el guiño obligado al máximo accionista, Peter Lim, del que dijo que su apoyo será fundamental para tener éxito en el futuro. Meriton, una vez más, siempre deja un mensaje en el horizonte para disipar las dudas sobre la permanencia del accionista. Por cierto, el Valencia ya ha empezado a pagar sus créditos y el principal acreedor, Bankia, confirma que todo marcha según lo firmado.

Lim buscaba un cambio y por eso llegó Murthy para sustituir a Layhoon Chan en la presidencia del Valencia. El diplomático ha sabido aferrarse al discurso localista para ganar cariño. Meriton llegó con la internacionalización como lema para darse de bruces con la realidad de Mestalla, que pidió la cabeza del dueño cuando el proyecto entró en barrena. Ahora, la presidencia ya habla de «raíces» e incluso pidió a los aficionados que le enseñen a ser más valencianista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos