https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Murthy augura una plantilla «digna de Champions»

Marcelino dio las primeras instrucciones a sus jugadores a la hora de montar un gran rondo. / jesús signes
Marcelino dio las primeras instrucciones a sus jugadores a la hora de montar un gran rondo. / jesús signes

El presidente, Alemany y Longoria se reúnen con Marcelino y sus ayudantes horas antes de que el técnico dirija el primer entrenamiento

JUAN CARLOS VALLDECABRES

valencia. Cinco horas antes de que Marcelino se vistiera de corto por primera vez esta temporada, el presidente del Valencia quiso además de cumplir un formalismo y hacer piña, dejar las cosas claras. Anil Murthy citó en un restaurante a Mateo Alemany, a Pablo Longoria, a Kim Koh, a Marcelino, a su segundo entrenador (Uría) y a su preparador físico (Fernández). Lo que podía ser sólo una protocolaria escena propia del inicio de curso, la convirtió poco después el dirigente en un cónclave de cierto peso.

Pese a que Marcelino es de los entrenadores que les gusta estar al día de todo lo que afecta a su proyecto (el segundo en Mestalla), sentarlo en la misma mesa que Alemany y Longoria significa repasar al dedillo todo lo que afecta a la plantilla.

El Valencia todavía está en fase de construcción y aunque hay mucho más terreno avanzado del que a estas alturas tenía el año pasado, el reto de la Champions le da un toque de mayor preocupación. Después de que el director general del club dibujara hace unos días cómo está financieramente la entidad (con déficit pero con la convicción de que hay que seguir arriesgando), la cita de ayer la utilizó el presidente para reiterar el mensaje hacia la afición. Se sirvió de la presentación de Daniel Wass para, sin que se le preguntara (no hubo turno de preguntas para los periodistas), insistir en ese reclamo popular. «Hemos comido juntos con Marcelino y su cuerpo técnico para hablar del mercado y para hablar de la plantilla que estamos confeccionando. Estamos todos muy satisfechos y contentos. Hay sintonía total en lo que estamos haciendo para confeccionar una plantilla digna de Champions», dijo Anil Murthy.

El presidente insiste en que hay plena sintonía con el entrenador en cuanto a la planificación

No entró en más detalles (ni de Gameiro, ni de Hateboer, ni de las inminentes salidas de Nani y Maksimovic, ni de Zaza...). El diccionario de la RAE, sobre 'digno', dice: 'De calidad aceptable'. Con eso quiere transitar el Valencia en la próxima Liga de Camepones, consciente de que está todavía muy lejos de los grandes clubes europeos. Esto último es algo que se ha venido repitiendo en los últimos días y Murthy lo verbalizó en su dircuso en la presentación de la camiseta del centenario.

La afición del Valencia, pese a esto, se está moviendo y generando unas expectactivas interesantes, al menos para garantizar en cada encuentro el calor de la grada. Todavía el club tiene frentes que resolver, tanto de salidas como de los que van a venir, pero el mayor causante de esa 'confianza' que hay en esta aventura corresponde a Marcelino y a su equipo de trabajo. Si Murthy dice que hay 'sintonía' con el técnico es que éste está satisfecho de cómo se está estructurando el grupo. Ayer, en la primera sesión de trabajo de los futbolistas, ya con el asturiano sobre el césped, a Marcelino se le vio tan escrupuloso y activo como siempre.

Todos menos Ochotorena

De hecho, nada más saltar al terreno de juego Marcelino, después de una puesta en común en el vestuario con tda la gente, el técnico hizo gala de su meticulosidad. Cada cono en su sitio. Repaso general a la situación del material de trabajo. Marcelino en estado puro.

Sin imprevistos en este primer día de faena. Los que no estuvieron lo hicieron con el visto bueno del club: Coquelin (por la lesión), Rodrigo (con vacaciones por el Mundial) y Nani y Maksimovic, con descanso forzado hasta que resuelvan sus salidas. Marcelino tuvo al resto en perfecto estado de revista y a Zaza, por ejemplo, se le vio tan activo como en él es habitual. El resto del equipo de trabajo, listo también (sicólogo a pie de campo), excepto José Manuel Ochotorena, que se incorporará el lunes. Una suave carrera, un rondo intenso y las primeras consignas («¡asegurar los pases!»), con Diakhaby pegado a Kondogbia y Racic algo despistadillo por el idioma.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos