https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El minuto imprudente de Zaza

Zaza se marcha a vestuarios justo después de ver la tarjeta roja. / manuel molines
Zaza se marcha a vestuarios justo después de ver la tarjeta roja. / manuel molines

El técnico admite que el italiano cometió un error: «La primera amarilla es evitable» | Ni el delantero ni Montoya jugarán ante el Girona por sanción mientras que Parejo es el futbolista que más tarjetas ve en Primera

TONI CALEROVALENCIA.

Simone Zaza ya había mantenido varias conversaciones con Trujillo Suárez antes de que el árbitro decidiera echarle en el minuto 59. Tampoco es una gran novedad que el italiano charle con los colegiados porque forma parte de su juego, pero las revoluciones del derbi le jugaron una mala pasada. En menos de 120 segundos sufrió Zaza una desconexión indefendible que enturbia el trabajo psicológico realizado por Marcelino y el resto de técnicos en busca de un Zaza más reflexivo sobre el césped. Ayer dejó el italiano al Valencia con un hombre menos durante media hora. Un puñal para las aspiraciones de remontada y el alivio, escueto por lo visto desde ese mismo momento, para los centrales del Villarreal.

Zaza se fue del campo por ver dos amarillas del minuto 57 al 59, tal y como refleja el acta de Trujillo Suárez. La primera, por realizar observaciones a una decisión del trencilla «sin llegar ni al insulto ni a la amenaza». A Zaza ese rectángulo amarillo le sentó como un tiro y en la continuación de la jugada, se llevó por delante a Bakambu. Recibió tal golpe el francés, fue tan aparatosa la entrada, que el delantero del Valencia se limitó a amagar con la protesta antes de salir cojeando por el fondo de la portería que defendía Asenjo. «La acción de la segunda amarilla es de juego, llega tarde y es justa. La evitable es la primera, sabe o debe de saber que ha cometido un error y debe evitarlo», explicó Marcelino, quien lanzó un capote a su delantero para enfriar el asunto: «En el campo estás a muchas revoluciones. Todos tenemos fallos».

La primera consecuencia de la roja de Zaza fue quedarse en inferioridad numérica ante el Villarreal hasta que Trujillo Suárez echó a Trigueros (minuto 82), la segunda es que Marcelino no podrá contar con él ante el Girona. Un poco de carbón para el día de Reyes y una ausencia que se une a la de Martín Montoya, amonestado por quinta vez en Liga cuando el derbi entraba en su recta final. Sufrirá el Valencia las bajas del ariete y el lateral derecho mientras Marcelino confía en recuperar para el 6 de enero a otras dos piezas importantes: Jeison Murillo y Carlos Soler. En principio ambos tienen tiempo de sobra por delante para superar sus respectivas lesiones y podrán jugar ante el Girona.

Parejo también vivió ayer un partido 'caliente'. Se fajó el madrileño con Fornals, Rodri, Trigueros y compañía y por un manotazo recibió la amarilla al filo del descanso. Era la novena del campeonato para el capitán del Valencia, líder de la Liga en esta estadística. Parejo es el futbolista que más amarillas recibe junto a Dani García, el dueño del brazalete en el Eibar. Tras ellos está un viejo conocido de la plantilla blanquinegra, Damián Suárez, lateral derecho del Getafe, que suma ocho. Manu Trigueros sumaba siete antes del choque de Mestalla y ayer se llevó la expulsión en pleno descontrol de Trujillo Suárez.

Fotos

Vídeos