https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Mestalla sólo salva por ahora a Marcelino

Los aficionados del Valencia, el sábado en Mestalla en el partido contra el Sevilla. / manuel molines
Los aficionados del Valencia, el sábado en Mestalla en el partido contra el Sevilla. / manuel molines

El público protesta por el poco rendimiento de los futbolistas más importantes que deja al equipo a ocho puntos de la zona de Champions Peter Lim convoca hoy una cumbre para buscar soluciones tras seguir el Valencia muy alejado de su objetivo europeo

J. CARLOS VALLDECABRES VALENCIA.

A ocho puntos de la Champions; a cuatro de la Europa League y con ocho equipos estorbando por en medio; sin poder ganar hasta el momento a ninguno de los 'grandes' y empatando con el resto; fulminado antes de hora de la Liga de Campeones; con un juego a veces un tanto extraño y siempre nada resolutivo; con las estrellas apagadas y los fichajes sin aparecer; con pañuelos y pitos en la grada; con el presidente desorientado por el malestar general, y con Peter Lim acostumbrándose a ese gafe que le persigue y que impide que vea una victoria cada vez que decide venir a ver al equipo en directo. La fotografía general produce cierto escalofrío, sobre todo porque, como decía ayer Sempere, «siguen pasando trenes y no aprovechamos para subirnos». Con esta dinámica, el Valencia sólo podría aspirar a la permanencia, en una cifra de puntos que le dejarían en torno a los 45.

Y eso, precisamente en el año del centenario, es difícil de soportar por la grada de Mestalla, que al quinto mes de competición , sólo salva por ahora a Marcelino. Se han silbado a determinados futbolistas, unos con más fuerza y razón que otros, pero las protestas esquivan hasta la fecha al técnico. Es verdad que se han protestado alguno de los cambios que ha hecho Marcelino (o incluso que mantuviera a Guedes en algunos partidos) pero directamente a la figura del asturiano no se ha dirigido ninguna voz de hartazgo.

Marcelino cuenta con el beneplácito, todavía, del público. Al asturiano le respalda el crédito que se ganó el año pasado con sus 73 puntos y con el revolcón que dio a una plantilla que llevaba dos años seguidos sin pasar de la duodécima posición. La posición de Marcelino cubre también en cuanto a respaldo a Mateo Alemany, al fin y al cabo y por galones el escalón inmediatamente superior al entrenador. En la junta del viernes se vio claramente que Alemany no ha perdido ni un gramo de apoyo, sí en cambio Anil Murthy. El director general cuenta con el respeto popular pese a que fue el presidente el que le dejó la papeleta de defender verbalmente la política del club en dos cuestiones tan dramáticas como el nuevo Mestalla y el enorme agujero de los 500 millones de deuda.

De todo ello se dio cuenta en persona Lim. El máximo accionista volvió a escuchar el desánimo general de Mestalla, todavía con menos decibelios que cuando en 2015 la gente 'decapitó' a Nuno en la segunda jornada de Liga (Valencia-Deportivo, 1-1). A este paso, los cánticos de Curva Nord contra Murthy y Lim van a acabar contagiando al resto.

De ahí que, como suele pasar cada vez que viene a Valencia, el máximo accionista haya convocado para hoy lunes una reunión para que le digan cara a cara qué opina cada uno de lo que está pasando. Precisamente cuando más necesidad hay de quedar cuarto, más alejado se está. Se espera que a la cita acuda además de Anil Murthy, Kim Koh, Mateo Alemany y Pablo Longoria. La versión es que en enero no se van a hacer fichajes, pero todo puede cambiar.

Todos ya asistieron en mayo pasado al cónclave que en el hotel de Las Arenas organizó Lim para planificar los fichajes y ventas del verano. Aquel día también asistió Marcelino. El técnico escuchó de boca de Lim la obligación de entrar en Champions cada año y el técnico recibió el compromiso del dueño de luchar por Guedes.

 

Fotos

Vídeos