https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Messi, el golpe de cada día

Messi intenta colarse entre Parejo y Garay. / j. monzo

El argentino encuentra el agujero en el único despiste de los de Marcelino, quien deberá esperar para derrotar al Barça por primera vez El argentino le ha hecho 25 goles al Valencia, que sigue sin ganar en casa este curso

TONI CALERO VALENCIA.

Cada entrenador echa mano de sus convicciones para tratar de ganar. A esto se juega de muchas formas: mejor o peor, más o menos bonito. Con guante blanco o arrasando con todo. Entonces aparece una pregunta en la que radica uno de los escasos nexos de unión de todos ellos. ¿Cómo se para a Leo Messi? Según Marcelino, la única opción, y tampoco es infalible, pasa por mantenerle «lejos de su zona de influencia, donde es definitivo». Así empezó el Valencia contra el Barcelona, juntando las líneas todo lo posible y dejando pocos metros a Messi para arrancar. La idea duró lo que tardó el argentino en encontrar el agujero entre las piernas de Geoffrey Kondogbia. Filtró Messi el esférico a Luis Suárez, vio cómo el uruguayo concretaba la pared y el resto es historia: otro gol del '10' en Mestalla. El golpe de cada día.

Cuando el resto de futbolistas parecen tener la luz apagada, Messi realiza su habitual vistazo panorámico para hallar la rendija. No fue el tanto del argentino la jugada clave del primer tiempo porque ese 'honor' le corresponde a la lesión de Guedes, que heló Mestalla mientras abandonaba, cojo, el césped. El empate de Messi era la consecuencia lógica a la 'pájara' valencianista del minuto 10. Neto ni siquiera pudo estirarse para intentar blocar el balón. El capitán azulgrana la había mandado a la esquina.

El 16 de octubre se cumplirán catorce años desde el debut de Messi con el primer equipo y sus cifras contra el Valencia son demoledoras. Con el de ayer, el futbolista de Rosario acumula 25 goles ante el conjunto blanquinegro. Un auténtico tormento que ha decidido muchos partidos atascados para el Barça y para quien el Valencia es sinónimo de víctima predilecta.

La irrupción de Messi y los errores en la definición (el Valencia remató las mismas veces que el Barça) fueron los factores que impidieron a los de Marcelino conquistar los tres puntos. La mejoría de las últimas semanas no se ha traducido en números en lo que se refiere a actuar como local. Continúa Mestalla sin celebrar una victoria de su equipo en casa en la temporada del centenario. Han sido cinco visitantes (Atlético de Madrid, Betis, Juventus, Celta y Barcelona) y el Valencia suma cuatro empates y una derrota, la de Champions ante la 'vecchia signora'. «Tenemos ganas de ganar nuestro primer partido en casa», reconocía Marcelino, quien pedía en la previa la mejor versión de sus futbolistas para derrocar al Barça y muchos de ellos se la ofrecieron.

Para el técnico continúa la maldición contra el Barcelona. No sabe el asturiano ni los años que lleva en la máxima categoría del fútbol español y todavía no ha podido echarle el guante al equipo azulgrana. Con el Valencia ha estado muy cerca en varias ocasiones, pero ayer se volvió a escapar la oportunidad. Marcelino se ha enfrentado en 19 ocasiones al Barcelona y 'sólo' ha rascado cinco empates.

Más

 

Fotos

Vídeos