https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Meriton ratifica a Marcelino pero le exige una reacción inmediata

Alemany, pensativo durante su comparecencia de prensa en Paterna. / juan j. monzó
Alemany, pensativo durante su comparecencia de prensa en Paterna. / juan j. monzó

Alemany confirma la salida de Batshuayi y el Valencia CF ultima las negociaciones con el Mónaco para la marcha del delantero

TONI CALERO

El 10 de agosto firmaba Michy Batshuayi por el Valencia. Un delantero de primer nivel para un ataque Mundial: el que debían firmar el belga y Rodrigo Moreno. El club apuntalaba su proyecto de Champions y Marcelino, recién renovado hasta 2020, mantenía impoluta su brillante hoja de servicios valencianista. El idílico escenario no ha aguantado ni media temporada: Batshuayi se va a ir por la puerta de atrás y cuanto antes con Mateo Alemany compareciendo públicamente para manifestar su apoyo, el de Meriton, a un entrenador que se tambalea. Una certeza, Marcelino se sentará en el banquillo mañana contra el Valladolid pero está exigido a enganchar una serie de buenos resultados porque el aguante de Peter Lim no será eterno.

Permanece Marcelino en Mestalla pero no un Batshuayi que tiene muchas papeletas de jugar en el Mónaco, como mínimo, hasta el mes de junio. «Estamos negociando la salida del jugador con varios clubes y espero que en las próximas horas o días se concrete. Al jugador ya se le manifestó la situación en las últimas semanas. Por el bien del jugador y del Valencia, esperamos encontrar una situación positiva para todos», explicaba Alemany por la mañana. La convicción del director general tenía truco: el Mónaco había acelerado para firmar a Batshuayi. El Mónaco está entrenando por Thierry Henry, que conoce a la perfección al delantero puesto que coincidieron en la selección belga. El Valencia, a última hora de ayer, confiaba en que el Mónaco diera el paso definitivo para firmar a Batshuayi.

«Estoy convencidísimo de que alguna oferta fraguará. Va a tener suficientes ofertas atractivas para él, para el Chelsea y para el Valencia. Es un jugador importante que tiene la calidad para jugar en equipos importantes», destacó Alemany. Y sí. Desde el club explicaban que el paso de Batshuayi por Francia, Inglaterra y Alemania era clave para concretar su salida: el fútbol europeo sabe de sobra de la capacidad de un Batshuayi que no se adaptó, ni quiso adaptarse, a Valencia. El Mónaco, además, está en descenso en la Ligue 1 y ya ha firmado a varios jugadores para tratar de escapar de la crisis. Batshuayi es la apuesta de Henry para la delantera y aliviará las finanzas del Valencia. «Es un ahorro importante para el club», admitió Alemany, respecto a la parte proporcional de la ficha y la cesión que va a ahorrar de los próximos meses.

En Gijón quedó finiquitado Batshuayi para un Marcelino protagonista absoluto durante la rueda de prensa que Alemany concedió ayer en pleno bache de resultados. El director general no quiso hablar de hipótesis ni jugar a ser «futurólogo», así que después de varias respuestas siendo académicamente correcto, llegó una respuesta contunde. «No tengo previsión de hacer ningún cambio respecto al entrenador. He sido bastante taxativo. Marcelino tiene contrato hasta 2020 y mi deseo profundo es que cumpla su contrato y lo renueve», sentenció el ejecutivo valencianista, quien garantizaba que el club no ha contactado con ningún entrenador: «Sería una absoluta falta de respeto».

En contacto diario con Peter Lim, Alemany dejó claro que la opinión trasladada era la del club, incluyendo en la misma obviamente al máximo accionista. «Cualquier decisión estratégica no depende de mí. El consenso debe nacer desde la discrepancia. Se discute un fichaje, por ejemplo, y el entrenador piensa una cosa, el director deportivo otra y al final se toma una decisión y es la del club. Yo aquí transmito la decisión del club», concretó Alemany, quien dio las gracias a la afición por la «paciencia» mostrada con el equipo.

Lo que piensa Lim y también el director general es que a este entrenador y a la plantilla se le debe extraer mucho más jugo. «Tenemos un gran entrenador y una gran plantilla y tenemos la obligación de sacar resultados. Este club, con la exigencia que tiene y debemos de asumirlo, debe estar arriba», recordó. «Vivo el día a día del equipo y puedo decir que el compromiso de jugadores y técnicos es absoluto. Si los resultados no salen no es por falta de compromiso ni de calidad. Tengo el convencimiento de que esto va a salir hacia adelante. Si yo viese un escenario diferente, las cosas serían de otra manera», amplió.

El ejecutivo negó que la inferencia de Marcelino en materia de fichajes haya sido un problema esta temporada. «En la 17-18 ese peso es el mismo que nos llevó al éxito, es normal que el entrenador opine. Vamos a seguir por ese camino, tenemos una apuesta por los canteranos y los jóvenes que vienen de fuera», reflexionó Alemany. Sobre el mercado de invierno, dijo el ejecutivo que no están hablando con ningún club para que salgan jugadores de la plantilla y deja abierta la posibilidad de fichar pero no la asegura: «Tenemos jugadores de banda que pueden actuar en la delantera».

Alemany tampoco está preocupado por el escenario económico si el Valencia no se clasifica para Champions, como estaba previsto: «Sobre lo presupuestado vamos a ingresar más porque no incluimos el dinero de las victorias y los empates de la Champions. No sólo cumplimos, sino que nos excedemos en 7-8 millones. Por otra parte, la multa de la UE (24 millones) está dotada en nuestras cuentas y no hay decisión definitiva. En el peor de los casos está previsto y no habrá una gran variación presupuestaria».

Más