https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El matagigantes se cruza con el Valencia

El matagigantes se cruza con el Valencia

El Girona ganó en Mestalla y el Bernabéu, empató al Barça y echó al Atlético en CopaLos de Marcelino no se pueden permitir fallar en Montilivi, un campo que sólo ha visto dos triunfos locales esta temporada

TONI CALERO

valencia. El Girona de Eusebio Sacristán es capaz de lo mejor y lo peor. Estuvo ocho partidos sin perder y luego encadenó trece sin conseguir la victoria. Fueron los tiempos más duros de un conjunto catalán que, pese a sus altibajos, sí tiene una condición indiscutible en la presente temporada: la de matagigantes. Hoy vuelve la Liga para el Valencia ante un Girona que le desquició en Mestalla por una antológica actuación de Bono, su guardameta, imbatible hasta dar los tres puntos a su equipo. El equipo de Eusebio es también el de Stuani o Portu. El de Álex Granell, Borja García o Aleix García, una segunda línea poderosa que han sufrido los equipos más fuertes del fútbol español.

El golpe de Mestalla lo repetiría el Girona el 17 de diciembre en el Santiago Bernabéu. En la capital ganó por 1-2 (Stuani y Portu) para escapar de una crisis que parecía no tener fin. En el Camp Nou el arrebato se quedó en empate (2-2) porque apareció Piqué para igualar el doblete de Stuani. El Girona también doblegó a un grande en la Copa del Rey. En octavos de final, buscando un asiento entre los ocho mejores del torneo, los de Eusebio empataron en Montilivi (1-1) para dar el campanazo en el Wanda Metropolitano, donde les clasificó para cuartos el 3-3.

El tobogán en el que lleva instalado el Girona desde el inicio de temporada les mantiene en una situación relativamente cómoda (ocho puntos por encima del descenso) pero es en Montilivi donde más sufren. El Valencia es consciente de que visita el estadio más frágil de Primera, donde el Girona sólo ha conseguido ganar dos encuentros y acumula seis empates y cinco derrotas para un total de 12 puntos. Al conjunto blanquinegro, en cualquier caso, sólo le sirve hoy la victoria antes de afrontar la próxima jornada ante el Getafe un choque con aroma a decisivo en la pelea por la Liga de Campeones.

La flojísima segunda mitad contra el FC Krasnodar trajo un ambiente enrarecido a Mestalla y la incomprensión al cuerpo técnico y vestuario. De tener los dos pies en los cuartos de final de la Europa League a firmar un resultado (2-1) que abrió de par en par la eliminatoria. Ganó el Valencia, eso sí. Y ya son doce partidos consecutivos sin perder. «Estamos en uno de los mejores momentos de la temporada, sino el mejor», reflexionaba Carlos Soler. Y es cierto. Ocurre que la bolsa de empates es tan elevada que las matemáticas ya no permiten muchos más errores. El Valencia tiene la gasolina justa por su implicación en tres competiciones y Marcelino anunció ayer un carrusel de cambios para asaltar la casa del Girona.

Kang In, Lato y Sobrino

Después de gozar de una tregua en Europa League regresarán al once Gayà y Roncaglia. Kondogbia tiene muchas opciones de entrar por Coquelin en el centro del campo y Cheryshev, lo mismo para ocupar la banda izquierda en lugar de Guedes. Rodrigo, que fue sustituido a falta de treinta minutos ante el Krasnodar, es imprescindible en el frente de ataque por su imponente racha de cara a portería y la duda aparece en el nombre de su acompañante: Gameiro o Santi Mina. La convocatoria de Marcelino dejó las ausencias de Kang In Lee, Lato y Rubén Sobrino. Son tres de los descartes habituales del técnico asturiano pese a que Lato fue titular y cuajó una gran actuación en Europa League.