https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Marcelino: «La forma de trabajar era la correcta y así lo dicen los hechos»

Marcelino, sonriente junto a Rubén Uría, durante el partido ante el Brighton. / vcf/ lázaro de la peña
Marcelino, sonriente junto a Rubén Uría, durante el partido ante el Brighton. / vcf/ lázaro de la peña

«No me parece que haya ningún motivo para cambiar la dinámica y vamos a seguir haciéndolo del mismo modo», afirma el técnico del Valencia

LOURDES MARTÍVALENCIA.

No ha sido la última una semana fácil para Marcelino García Toral. Mientras se planteaba abandonar el Valencia si Mateu Alemany lo hacía, debía intentar aparentar normalidad en un vestuario que, esta vez sí, mostraba interés público en aquello que pasaba en los despachos.

Horas después de que el director general del club se marchase junto al presidente, Anil Murthy, a Singapur, el equipo (excepto los descartes que ya fueron cuatro con Fran Villalba y Uros Racic sumándose a Rubén Sobrino y Álvaro Medrán), junto al cuerpo técnico no variaron su plan de trabajo. Un fin de semana y dos amistosos, el primero en Brighton, el de ayer, y el segundo en Leverkusen mañana.

Marcelino mostró a lo largo del partido el rostro serio que le ha acompañado durante toda la semana. Pero esta vez era porque no le gustaba lo que vio dentro del terreno de juego después de unos días muy complicados. «La semana es obvio que ha sido muy difícil por lo inesperado y sorprendente. Me considero una persona reflexiva y a esta situación no le había encontrado sentido. La preocupación inundó a todo el club, sobretodo a la plantilla y el cuerpo técnico porque un proyecto que había ido de manera ejemplar durante los dos últimos años, creo que hay pocos ejemplos en Europa que así haya ocurrido, y que con el propietario consensuamos las decisiones, surge esto de forma inesperada. Esta crisis se cerró, era claro que iba a hacerse así porque se han sentado dos personas inteligentes (Lim y Alemany) y nos hará más fuertes».

«Estaba claro que iba a cerrarse esta crisis porque se han sentado dos personas inteligentes» El asturiano asegura que el cisma vivido esta semana no afectará a la planificación de la plantilla

El técnico afirmó que la crisis podría haberse desatado por algún malentendido: «Cualquier mínimo detalle pudo ser, me da la sensación de que la comunicación o la interlocución no fue la adecuada y a partir de ahí surgen diferentes opiniones. Seguro que una conversación larga y reflexionada entre dos personas que se unieron para formar un proyecto ganador está claro que se tenían que entender. Era lo lógico y así ha sido».

Tras solucionarse las divergencias entre ambos mandatarios, Marcelino no considera que vaya a cambiar nada en la forma de actuar de la dirección general y la deportiva: «El diálogo acerca las posturas de manera definitiva, la forma de trabajar era la correcta así lo dicen los hechos y las conversaciones. No me parece que haya ningún motivo para cambiar la dinámica de trabajo, vamos a seguir realizándolo de la misma manera».

El preparador no considera que esta semana termine perjudicando a la confección de la plantilla: «Ahora se continúan todas las operaciones y estoy convencido de ello»

«La inquietud y la preocupación nos invadió y buscaba soluciones porque hace un par de temporadas sufrieron mucho. Lo pasaron mal personalmente y no quieren vivir otra vez esa situación, sabían los motivos y sólo querían poner remedios, conversar con el único ánimo de que todo continuara así. Es muy difícil para ellos tener la posibilidad de que la incertidumbre volviese», dijo sobre cómo ha vivido la plantilla la crisis.