https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Mestalla aclama a Marcelino y Kang In

Marcelino, en el momento de saltar al césped de Mestalla para la presentación del Valencia./Jesús Montañana
Marcelino, en el momento de saltar al césped de Mestalla para la presentación del Valencia. / Jesús Montañana

La afición del Valencia se posiciona junto a su entrenador y avala a la perla coreana

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

Mestalla ha vivido en un bucle eterno celebrando la Copa del Rey conquistada en Sevilla. Gabriel Paulista también, puesto que una vez más no se separó del trofeo en los pocos minutos que estuvo de nuevo sobre el césped del templo valencianista. El estadio abrió dos meses y doce días después y las cosas estaban en el mismo sitio; un equipo campeón saludando desde el centro del campo, una afición entregada llenando las gradas... y Marcelino García Toralcentrando la mayor ovación. Lo único que no se repitió de la postal vivida 76 días antes fue el manteo del asturiano por parte de sus jugadores. El resto del relato, se mantuvo intacto.

Cuando por megafonía se anunció, a las 20:44 horas, la presencia de «nuestro director de orquesta» el público se puso en pie. No todo el mundo estaba en esos momentos en sus asientos puesto que miles de aficionados aún estaban entrando por los vomitorios. Se vivieron algunas escenas curiosas, como la de una familia que frenó durante unos segundos la pregunta a un voluntario para que le indicara donde estaban sus asientos para vivir el momento. «Espera, espera, que sale Marcelino». Una vez se sumaron a la ovación general, prosiguieron la búsqueda de la localidad.

El trofeo de la Copa vuelve a ser el gran protagonista de la puesta de largo de la temporada, donde el sofocante calor no apaga la militancia

El asturiano saltó serio al césped, la procesión de un verano demasiado duro para venir de un título va por dentro, pero poco a poco fue recuperando la sonrisa a medida que fue recogiendo el cariño, no sólo de la grada sino de los 26 futbolistas que ya estaban subidos a la tarima en tres filas esperando a su entrenador. El aplauso en bloque de la plantilla, junto a la cerrada ovación de los aficionados, hicieron que Marcelino, cuando llegó al centro del campo, ya estuviera imbuido en el mismo sueño de hace poco más de dos meses. Como no queriendo despertar de él agarró con fuerza el asa de la Copa del Rey, como queriendo que todo lo que significó aquel título once años después nunca se olvide. Su sonrisa fue total cuando vio el desfile del resto del cuerpo técnico, los que más conocen la complejidad del trabajo en Paterna en las últimas semanas.

Alemany no apareció hasta el inicio del partido y lo vio junto al consejero Zaragosí

Unos segundos antes, todos los mimos fueron para la Copa y para los capitanes. Dani Parejo de nuevo hizo subir los decibelios superando a la nítida nueva megafonía pero también hubo tiempo para dar calor y cariño a Rodrigo Moreno. El delantero, durante algunos compases el verano, parecía que no iba a salir en la foto pero allí estaba, junto al de Coslada, Jaume Doménech, Kondogbia y Gayà. El de Pedreguer sonrió junto a Marcelino en la foto de grupo, señalando al público sin querer despertar, él tampoco, de ese sueño copero. Es cierto que en la foto de grupo hay jugadores, como Medrán, Jason, Sobrino o Manu Vallejo que no pueden asegurar que volverán a pisar el césped de Mestalla esta temporada pero a día de hoy pertenecen al primer equipo.

Pese a que en un formato de presentación coral es complicado hacer un ranking de aplausos, en las de antaño era mucho más sencillo, el último acto previo al partido ante el Inter dejó la segunda ovación de la noche. El Valencia quiso homenajear los éxitos de sus jugadores con las selecciones. El de Guedes y el título de la Liga de las Naciones con Portugal y los títulos de las selecciones inferiores, con Carlos Soler, Manu Vallejo, Ferran Torres... y Kang In Lee. Cuando le llegó el turno a la perla coreana, subcampeón del Mundo Sub-20 y MVP del torneo, Mestalla se puso en pie, demostrando que su cariño no se mide ni por bandos ni por batallas sino por militancia. Marcelino García Toral ha sido partidario de la cesión de Kang In durante todo el verano, en una decisión consensuada con el resto de la gestión deportiva del Valencia. La afición quiere ver al coreano en Mestalla, de la misma forma que quiere ver a Marcelino sentando en el banquillo. Esas pequeñas discusiones son parte del fútbol, la salsa de cualquier equipo. Lo que la grada no ha digerido ha sido la crisis, por sorpresa, que casi se lleva por delante el proyecto deportivo estabilizado las dos últimas temporadas.

El asturiano recupera la sonrisa al ver al resto de su cuerpo técnico saltar del túnel de vestuarios

Anil Murthy presenció los actos de presentación desde el palco. Con gesto serio y con temple en los ademanes de efusividad a la salida de la Copa del Rey al césped. Aplaudió el inicio y el final del himno regional y, una vez los jugadores enfilaron el túnel de vestuarios, se marchó a la parte interior del palco. Por parte del organigrama deportivo fue Pablo Longoria el que presenció los actos previos. La presencia de Mateo Alemany se retrasó hasta unos minutos antes de que comenzara el partido ante el Inter. El director general se mantuvo en un segundo plano, sabedor de que sería objeto de todas las cámaras, y vivió el partido junto al consejero José Luis Zaragosí. Una de las personas que, en la sombra, más ayudó en Singapur a apagar el incendio. Harían bien todos los trabajadores del Valencia con rango en mirar en el espejo de la primera persona que pisó el sábado el césped de Mestalla. Ricardo Arias sólo vistió la camiseta valencianista como profesional. Saltó con la bandera fundacional como lo hiciera Kempes en el partido del centenario. Emocionado, sintiendo el escudo, besando el césped. Un ejemplo.

El agente de Thauvin admite el interés si sale Rodrigo

El mercado de la Premier indultó al Valencia, donde una gran oferta por Rodrigo era la gran amenaza, pero hasta el 2 de septiembre la entidad de Mestalla estará alerta por otros peligros reales, como el del interés de Simeone por llevarse al delantero internacional como guinda para el Atlético. En caso de tener que ir al mercado Florian Thauvin es una de las opciones. En unas declaraciones a Canal + Francia el agente del jugador del Marsella, Jean-Pierre Bernes, confirmó que si sale Rodrigo el Valencia hará una oferta al Olympique para fichar al delantero en su lugar.