https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Manu Vallejo se luce en su debut

Jason, uno de los debutantes, conduce el balón. / vcf/l. de la peña
Jason, uno de los debutantes, conduce el balón. / vcf/l. de la peña

El delantero gaditano reconoce que se lo quiere poner difícil a Marcelino aunque es consciente de que puede salir cedido

J. C. VILLENALENS.

El caso de Manu Vallejo es un buen ejemplo de lo complicado que se puede hacer un 'casting' en un equipo grande como el Valencia que viene de una temporada redonda, con la clasificación para la Champions y el título de Copa. El gaditano fue ayer el debutante, de los cuatro con esa vitola ante el Mónaco, que más brilló en sus primeros minutos con la camiseta valencianista. Al punta se le vio desparpajo y buen entendimiento con su compañero en el frente de ataque, un Gameiro al que asistió a los 16 minutos con un buen pase en profundidad para que el galo se plantase en un mano a mano ante Lecomte que no terminó en gol por escasos centímetros.

Pese a todo, Vallejo es consciente de que es uno de los candidatos a salir cedidos en lo que resta de mercado. Han bastado pocas horas de Marcelino García Toral en territorio suizo para comprobar que el asturiano está incómodo con 28 jugadores en la plantilla. Tanto es así que ayer cometió un desliz cuando se le preguntó sobre la situación del andaluz. «Sólo hablo de los jugadores que están», repitió antes de percatarse que la pregunta iba sobre uno «de los que están».

Tras su debut, Vallejo reconoció que aún le queda recorrido para demostrar su mejor versión: «Tenemos las típicas sensaciones de las primeras semanas de trabajo. Estamos entrenando mucho y nos queda un mundo por mejorar. Estamos en el camino. Estoy intentando adaptarme al ritmo y a los compañeros. Tengo mucho margen de mejora». Sabedor de que lo tiene muy complicado, no es el único puesto que otros compañeros como Kang In Lee tampoco cuentan para Marcelino a corto plazo, sí que sacó ese orgullo de futbolista de poner sobre el césped, con su trabajo, una duda razonable para el cuerpo técnico: «Sé a lo que he venido al Valencia, que es a trabajar y a darlo todo. Intentaré ponérselo difícil al míster y tendrán que decidir ellos. Me dio la bienvenida y desde que llegue estoy trabajando como uno más. Ya veremos lo que pasa».

«Me he encontrado lo que Soler me contaba: un vestuario muy bueno que me está ayudando»

El mejor embajador para Vallejo antes de aterrizar en Valencia fue Carlos Soler en la concentración de la Sub-21: «Me he encontrado lo que me hablaba en la selección, un vestuario muy bueno y que me está ayudando mucho a la adaptación».