https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

MANTENERSE FIELES AL ESTILO

MANTENERSE FIELES AL ESTILO

«Con Messi no hay que obsesionarse. Buscar soluciones efectivas resulta complicado. Trabajar en conjunto es clave»

LA PIZARRA DE

JOSÉ LUIS OLTRA

Para mi la final de Copa del Rey entre el Valencia y el Barcelona tiene tres claves por encima de otros muchos elementos que siempre influyen el en fútbol.

La primera sería manejar bien el aspecto emocional. Son partidos donde se genera mucho ruido alrededor y hay que intentar alejarte de las consecuencias de ganar o perder, del entorno. Es un encuentro especial y por eso hay que centrarse únicamente en él. Hay que hacer lo trabajado y buscar ese difícil punto de encuentro donde lo emocional no se convierta en un obstáculo a lo futbolístico. Los dos equipos llegan con el entorno revuelto y centrar los esfuerzos en eso puede ser perjudicial.

Lo segundo que puede resultar decisivo es mantenerse fiel al estilo de toda la temporada. Dar continuidad a tu modelo e intentar mostrar su mejor versión. El Valencia debe buscar la victoria desde el orden y el trabajo. En principio el balón será del Barcelona y hay que estar muy concentrados y trabajar unidos en lo defensivo para conseguir el título copero.

Y lo tercero ser muy efectivo. El Valencia tiene pegada y hay que estar acertados con las armas que tiene el equipo. Puede ser letal al contragolpe, a balón parado o con las buenas individualidades. El equipo atesora posibilidades variadas que lo hacen peligroso. Está claro que el Valencia tendrá ocasiones a lo largo del partido y aprovecharlas será muy importante para poder conseguir el título.

Es una final muy igualada. Llegan los dos equipos parejos y los detalles serán importantes. Y no he hablado de Messi porque creo que no hay que obsesionarse con el argentino. Es el mejor jugador del mundo y muy difícil de buscar soluciones para pararlo que sea efectivas. Trabajar en conjunto y ayudarse puede ser clave en este aspecto del juego.

Hay un último detalle que puede beneficiar al Valencia en este aspecto y es que Messi no contará con sus socios habituales a la hora de atacar. Sin Luis Suárez ni Dembélé, y con la duda de Coutinho, el argentino tendrá que entenderse con futbolistas que no han sido tan habituales durante la temporada.