https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Levante y Valencia llegan a Mestalla

Aficionados del Valencia reciben al equipo a su llegada a Mestalla. / LP

La afición ya espera el derbi de la ciudad

TONI CALERO / LOURDES MARTÍValencia

Frío recibimiento de la afición del Valencia al equipo. Con los aledaños de Mestalla semivacíos, la afición que se encuentra en la avenida de Suecia ha dado la bienvenida entre aplausos al equipo y poco más. Lejos quedan las imágenes del pasado jueves en la llegada del autobús del Valencia.

Pese al poco ambiente de fútbol que hay a estas horas, se espera una buena entrada para un derbi en el que Valencia y Levante se juegan mucho más que tres puntos. El primero quiere romper la racha de seis partidos sin ganar mientras los del Ciutat esperan vencer tras el empate ante el Real Madrid de la semana pasada que supuso una inyección de moral.

Minutos antes ha llegado la expedición del Levante. Entre algún silbido pero también con gritos de apoyo de los aficionados grandotas que estaban esperando a sus jugadores. Ivi o Morales han sido los más aplaudidos. El presidente de honor del club, Paco Fenollosa, ha sido también vitoreado por su lealtad al club y se ha acercado a saludar. Los seguidores del Levante han agotado las 1.020 entradas disponibles de la zona visitante.

Dos equipos hambrientos

Por distintos motivos llegan Valencia y Levante hambrientos al derbi de Mestalla. Al conjunto blanquinegro le pasó de todo durante un inicio de 2018 negro que se cerró hace escasos días con el adiós a la Copa del Rey. El Barça fue demasiado Barça y, ya asimilado, tanto Marcelino como la plantilla apuestan por el borrón y cuenta nueva. Ayer recibieron en la ciudad deportiva la visita de Anil Murthy y Mateo Alemany. Un refuerzo para un equipo que a pesar de las seis derrotas seguidas sigue en zona Champions, con el cuerpo molido por el tute de partidos y la mente, aseguran, preparada para el objetivo. Al Levante le arregló la semana un gran empate ante el Real Madrid, pero continúan los de Muñiz demasiado cerca de la zona de peligro. Los fichajes de invierno parecen haber elevado el nivel y en Orriols confían en que el regreso del gol no se vaya y dure hasta el fin de la competición.

A partir de ahora disfrutará el Valencia de un calendario más ordenado, pero en el encuentro de esta noche puede padecer el hecho de descansar cinco días menos que su rival. El parte de bajas que dejó la vuelta de la semifinal copera complicó aún más la vida para Marcelino. El asturiano pierde para un mes a Garay, pieza clave, y la ausencia del argentino unida a la de Jeison Murillo provoca que se hayan quedado solos en el eje de la zaga Gabriel Paulista y Vezo. Rodrigo Moreno tampoco puede jugar el derbi por una sobrecarga muscular mientras que Coquelin entró en la convocatoria por las urgencias. Seguramente, si Marcelino dispusiera de más piezas el francés descansaría en este derbi para darle una tregua a sus problemas musculares. Al menos recupera el Valencia dos hombres fundamentales en ataque, Guedes y Carlos Soler, suplentes ante el Barcelona. El conjunto blanquinegro vio cómo ayer el Real Madrid le superaba en la tabla provisionalmente y hoy tiene la opción de recuperar la tercera plaza y de paso, abrir distancia con el Villarreal, que cayó en casa ante el Alavés.

Sin duda, hay más urgencia en Orriols, puesto que el Levante acumula 20 puntos y si cae, el Deportivo le podría alcanzar en la tabla ganando mañana al Betis. Antes de encadenar dos empates consecutivos, los granotas sufrieron tres derrotas y los partidos empiezan a importar demasiado. Muñiz recupera para el derbi a Postigo y Campaña. En la delantera ha respirado el entrenador porque Roger ha vuelto, Pazzini debutó con gol e incluso es probable que hoy apuesten los azulgrana por cambiar el sistema y meter dos delanteros desde el inicio.

Más sobre el derbi

Fotos

Vídeos