https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La incómoda espera por Kevin Gameiro

Gameiro controla el balón durante uno de los entrenamientos de esta pretemporada con el Atlético. / EFE/Juanjo Martin
Gameiro controla el balón durante uno de los entrenamientos de esta pretemporada con el Atlético. / EFE/Juanjo Martin

Marcelino prefiere tener a su plantilla avanzada antes del sábado, cuando el Valencia juegue su primer amistosoEl equipo viaja a Suiza el viernes para iniciar la concentración mientras que el Atlético estará a partir del lunes que viene una semana en Singapur

JUAN CARLOS VALLDECABRES

valencia. A Suiza se va el Valencia dentro de cuatro días y a Singapur precisamente viajará el Atlético de Madrid el lunes que viene. Empiezan los viajes de pretemporada -los colchoneros estarán en el país de Peter Lim una semana donde jugarán dos amistosos- y hay asuntos encima de la mesa sin resolver todavía. Marcelino y Simeone, además de mostrarse públicamente cierto respeto como colegas, coinciden este verano en sus intenciones. Tanto uno como otro quieren trabajar lo antes posible con sus plantillas ya perfiladas, y aunque Marcelino aventaja al argentino en cuanto a número de efectivos del primer equipo que ya trabajan a sus órdenes, lo que al valencianista le interesa es ir avanzado capítulos antes de que comience la concentración en la estación de esquí suiza. Cuando antes estén todos mucho mejor, aunque ya advirtió Mateo Alemany que lo más seguro es que habría incorporaciones de última hora, un año más.

Tiene el Valencia por delante cuatro días para satisfacer a su entrenador, al que le gustaría tener en sus filas tanto al lateral derecho (Hateboer es el primer candidato aunque el Atalanta no se lo va a poner nada fácil en cuanto a precio) como al delantero, cuestiones con algo más de recorrido hecho que el tema de los extremos (lo de Guedes hay que esperar y no es garantía de éxito).

La contratación de Kevin Gameiro es prácticamente un hecho y el francés competirá con Rodrigo y Santi Mina por las dos plazas en ataque que siempre dispone tácticamente Marcelino (todavía hará falta otro delantero). De momento, a Gameiro no le queda otro remedio que seguir entrenándose cada día con el Atlético de Madrid y ya veremos qué pasa cuando el día 26 el Atlético tenga que jugar en Singapur contra el Arsenal. Si no se ha solucionado, ¿arriesgará y jugará?

El Atlético está también pendiente de cerrar la operación con el croata Kalinic, que es del Milan

Algo similar pasará con Simone Zaza en el Valencia. Al italiano se le vio ya en el primer día tan activo como siempre aunque mantener el estado de ánimo alto se hace difícil sabiendo que su destino está escrito al margen de los planes de Marcelino para la próxima temporada. El Valencia, en este caso, juega su primer partido de preparación el sábado (contra el Galatasaray) y se puede presentar la coyuntura de qué hacer con Zaza, si hacer que juegue o darle descanso para evitar cualquier contratiempo.

Dice el Valencia, en una manera de poner algo de presión a la situación, que por Zaza no ha recibido todavía ninguna oferta. Aunque Gattuso, entrenador del Milan, echó algo de pimienta al interés del Milan en Zaza -señalando que con esas características ya tenían a Crutone-, en el Valencia esperan que todo se pueda reactivar en los próximos días.

Este inicio de semana puede ser clave para una carambola a tres bandas. Que Gameiro venga al Valencia, que Zaza se vaya para Milan, y que el equipo italiano, por su parte, traspase al croata Kalinic precisamente al Atlético, cerrando así el círculo. El Atlético es quien hoy por hoy maneja los tiempos de esta multioperación.

Se pondría de esta manera fin a la etapa de Zaza con el Valencia, periodo que estadísticamente no ha sido del todo malo pero que sí ha ofrecido algunas aristas. Se puede llegar a entender incluso que los rebotes de Zaza cuando ha sido suplente han acabado a la larga por pasarle factura.

De momento el italiano trabaja como uno más, a pesar de la incomodidad que eso supone. Ayer, la plantilla volvió a entrenarse en el cauce del Turia en lugar de la ciudad deportiva por segunda vez desde que empezara la pretemporada. Se ha estrenado ya en su nuevo cargo de médico de campo del primer equipo Juan Aliaga, tras el despido de Luis Silvestre. Pascual Casañ continúa siendo el máximo responsable. Aliaga trabajaba en la Academia.

Fotos

Vídeos