https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Guedes, del todo a la nada

Guedes realiza ejercicios en un entrenamiento en Paterna./ afp
Guedes realiza ejercicios en un entrenamiento en Paterna. / afp

El extremo da un gran rendimiento con su selección, que juega con un sistema muy similar al de Celades, y mejora las cifras de sus compañeros

MANUEL MORERAVALENCIA.

La carrera de Guedes desde que llegó a Mestalla ha sido una montaña rusa: el primer año llegó con la vitola de retoque de última hora; en la segunda temporada regresó como fichaje estrella, y más caro de la historia, el 27 de agosto. Dos campañas con un mismo factor común: una pretemporada inexistente. En 2017 sorprendió a todos a base de golazos, el siguiente año comenzó lesionado y ahora se esperaba que diera un paso al frente. Sin embargo, el extremo no ha comenzado con buen pie y pasa por su peor momento desde que recaló en el Valencia.

La carta de presentación de Guedes como valencianista fueron sendos golazos a Betis y Sevilla. El portugués cuajó una primera vuelta espectacular que provocó que el club apostara por mantenerlo en propiedad en el equipo. Mantuvo el nivel durante el primer tercio de la competición, pero fue decayendo. Aun así, cuajó un buen año con 6 goles y 9 asistencias: el extremo participaba en un gol en la mitad de los partidos. El pasado año fue diferente, su comienzo fue titubeante pero logró acabarlo con 8 goles y 4 asistencias: una participación cada 206 minutos. Aunque sus números fueron similares, las sensaciones no eran la mismas, la impresión era que el futbolista por el que se pagaron 40 millones de euros se tenía que acercar más al nivel de sus primeros meses.

Marcelino comenzó a probarlo en la delantera donde cuajó buenas actuaciones, sin embargo fue con Portugal en banda donde rindió a un mayor nivel. En el sistema de juego luso (4-3-3), Guedes queda liberado de tareas defensivas y es capaz de llegar al área con mayor viveza. En el último parón de selecciones, anotó uno de los golazos de la semana y partió en uno de los partidos como titular por delante de Joao Félix. Ahora con Celades, que como se vio en Londres también apuesta en situaciones de ataque por un entramado con dos extremos y un delantero, parecía que a Guedes se le abrían las opciones para jugar en un sistema que le resulta más cómodo. No obstante, el luso, que con Marcelino jugó todos los minutos de las cuatro primeras jornadas, fue el primer sustituido por el andorrano en su debut contra el Barcelona y no participó en la victoria contra el Chelsea, ya que fue adelantado en la rotación por el joven Kang In Lee, que sustituyó a Rodrigo en el 90.

Aunque en estas primeras jornadas Guedes no ha dado su mejor nivel, sus números lo destapan como un jugador clave en comparación con sus competidores. Su compañero Denis Cheryshev necesita 40 minutos más que él para participar en un gol y sus minutos disputados son muy similares: 2.474 el portugués y 2.218 el ruso. En la banda contraria Soler y Ferran también son superados por el extremo luso. El primero logró unos números similares, cuatro goles y nueve asistencias, pero necesitó 1.000 minutos más para lograrlo. El segundo fue el que más lejos se quedó de Guedes, necesitó 143 minutos extra en el campo.