https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Valencia CF

Garay y Paulista, dos gigantes para Marcelino

Garay y Paulista presionan a Luis Suárez en el útlimo partido frente al Barcelona en Mestalla./AFP
Garay y Paulista presionan a Luis Suárez en el útlimo partido frente al Barcelona en Mestalla. / AFP

El argentino regresó de la lesión al mejor nivel que se le recuerda en el Valencia mientras que el brasileño responde a la absoluta confianza del técnico | La pareja de centrales echa el cerrojo ante el United y el Barça

TONI CALERO

Luis Suárez acabó aburrido en Mestalla. No sólo por la larga persecución de José Luis Gayà y la advertencia del lateral al delantero: 'te has tirado, te has tirado'. Lo siguiente fue el reproche de Suárez al de Pedreguer y Gabriel Paulista apareciendo en escena para echarle una mano a su compañero de equipo en esa batalla dialéctica entre el uruguayo y Gayà. Suárez aún tenía minutos por delante para marcar en Mestalla y entregarle los tres puntos al Barcelona, pero el trabajo defensivo del Valencia, empezando por el propio Paulista y Ezequiel Garay, fue impecable de principio a fin. Sólo Messi, por ser Messi, pudo escapar una vez del entramado ideado por Marcelino.

El técnico tiene muy claro su pareja de centrales titular. En realidad, ya lo tenía desde el verano de 2017. Aterrizó Marcelino y cayeron los fichajes de Gabriel Paulista y Jeison Murillo. Con el brasileño utilizó la ya cacareada táctica del teléfono. 'Gabriel, soy Marcelino, si vienes serás un jugador importante'. Así, más o menos, reconocía Paulista que se había concretado su pase al Valencia. El brasileño fue el central que más minutos jugó en la 2017-2018 (3.147 minutos en 37 partidos) por delante de Garay (2.345), Vezo (2.117) y Murillo, que disputó un total de 1.374 minutos lastrado por la importante lesión que sufrió en noviembre.

6 empates acumula el Valencia en las ocho primeras jornadas de Liga
El conjunto blanquinegro ya ha cosechado más igualadas en este campeonato (y aún quedan 30 partidos por delante) que en muchas ligas completas de su historia. En la 2004-2005, el Valencia batió su récord con 16 empates a lo largo de un campeonato que finalizaría en séptima posición.

En el eje de la zaga no hubo cambios sustanciales este verano porque continúan Garay, Paulista, Murillo y un Vezo con quien hubo dudas pero finalmente permanece por su disponibilidad para actuar como lateral derecho. Mouctar Diakhaby, apuesta de Pablo Longoria y con mucho recorrido por delante, vino a completar la nómina de centrales por 15 millones de euros, más de lo que se pagó por Paulista y Murillo.

Gabriel Paulista sólo se ha perdido un partido hasta el momento, el del empate del Celta en Mestalla

En lo sustancial, nada ha cambiado en el plan de Marcelino. Garay y Paulista, hombre de su máxima confianza, siempre tienen prioridad en la pizarra. Son dos gigantes para el asturiano y en estos dos últimos encuentros ante Manchester United y Barcelona, ambos cuajaron actuaciones de mucho nivel. Ha quedado claro que en los partidos en enjundia, Marcelino siempre apuesta por la misma dupla si las lesiones respetan la elección. Y contra el Atlético de Madrid, en el debut liguero, llegó el primer contratiempo: Garay, fuera. En el minuto 67, Diakhaby debutaba en partido oficial por la lesión del argentino. A partir de ahí, Diakhaby formó cuatro partidos consecutivos en el once junto a Paulista. La tendinitis rotuliana que padecía Garay dio más guerra de la previsto, hasta el punto de que el argentino explotó en las redes sociales contra aquellos que dudaban de su profesionalidad.

En ese tiempo, Paulista fue engordando su número de minutos (lleva 810 sobre 900 posibles y sólo se perdió el duelo ante el Celta) con Garay en el dique seco y el Valencia sin arrancar. El central de Rosario regresó para la visita del conjunto vigués (1-1) en el primer partido de la temporada para Murillo. «Si demuestra que merece jugar, tendrá más minutos», dijo Marcelino para descartar que hubiera un problema personal con el colombiano. Lo cierto es que Murillo (180 minutos esta temporada) es la cuarta opción para el asturiano en el eje de la defensa.

Garay descansaría en Anoeta -Diakhaby y Paulista fueron titulares ante la Real Sociedad- pensando en llegar al cien por cien a Old Trafford. En ese encuentro se exhibió un Valencia al que sólo le faltó acertar ante David De Gea, pero sobresalió el abnegado trabajo de los centrales. Tanto Garay como Paulista permanecieron concentrados durante los 90 minutos para secar a Lukaku e incapacitar al potente ariete belga. El Valencia echó el cierre a su portería contra el Manchester United y el siguiente duelo también era de órdago: el Barça en Mestalla.

Diakhaby ha jugado más que Garay; Murillo es la cuarta opción del técnico para el eje de la defensa

Ese partido ante los azulgrana lo empezó Garay a lo grande, porque su gol a Ter Stegen en la primera acción de peligro encendió al público e hizo creer al Valencia en la victoria. Messi (de Rosario, como el central blanquinegro) empató, pero el conjunto de Marcelino dio una gran sensación de seguridad durante todo el partido. Ni Garay ni tampoco Gabriel Paulista han dejado estos días la ciudad deportiva de Paterna para viajar con sus respectivas selecciones, así que para ellos es un buen momento para cuidar el físico y poner el foco en los encuentros ante el Leganés y el Young Boys, clave en la pelea por meterse en los octavos de la Champions. Marcelino tendrá a sus dos torres preparadas para una fase del campeonato decisiva, especialmente respecto al futuro europeo del conjunto blanquinegro.

Fotos

Vídeos