https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Garay, en el gimnasio y al margen del grupo

R. D.

Marcelino no quiere que en las dos semanas que quedan para la temporada eche el cierre se produzca ninguna sorpresa desagradable. Por eso se cuida al máximo el tema de la condición física y cualquier riesgo de lesión. La saturación de minutos y los golpes y molestias adquieren ahora mayor trascendencia. Ayer, por ejemplo, Garay no se entrenó con el resto de compañeros. Lo hizo al margen y en el interior del gimnasio. No parece que el argentino vaya a ser baja el sábado en Valladolid, con Kondogbia cada vez más integrado.