https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg
Fútbol | Valencia CF

Gameiro salda su deuda

Gameiro salda su deuda

El Valencia firmará al francés del Atlético siete años después de tenerlo a tiro | El acuerdo con los madrileños de 14 millones más 6 en variables está a la espera de que el equipo de Simeone cierre a Kalinic

Juan Carlos Villena
JUAN CARLOS VILLENAValencia

Kevin Gameiro (Senlis, 1987) se convertirá en los próximos días en un nuevo fichaje del Valencia del Centenario, tras la contrataciones de Kondogbia, Diakhaby y Racic, tras sentar la entidad de Mestalla un principio de acuerdo con el Atlético para el traspaso del delantero galo por 14 millones más 6 en variables lo que podría elevar la operación, en el caso de que tanto el equipo como el jugador consiguieran los objetivos pactados en el contrato, a 20 millones. Lejos de los 32 que el conjunto colchonero pagó al Sevilla pero sellando una apuesta importante por un jugador que ya ha cumplido la treintena. Con su llegada, el ariete cumplirá un deseo que ha estado algo más de siete años metido en un cajón. No será el manido postureo del deseo por jugar en el club de turno que te acaba de fichar, sino que en esta ocasión recordará una historia real que se quedó con el contrato esperando en un despacho.

Gameiro lleva cinco años en España. El tiempo suficiente para ir conociendo algunos giros de nuestro refranero, ya que alguno de ellos son aplicables al círculo que está a un paso de cerrar con el Valencia. El 10 de abril de 2011 el entonces delantero del Lorient, de 23 años, pasó inadvertido en la grada de Mestalla, junto a su familia, donde presenció la victoria por 5-0 de los valencianistas frente al Villarreal, con goles de Soldado, dos de Mata y Emery en el banquillo. Fue la guinda a un viaje donde, entre otras cosas, eligió casa para una etapa de blanquinegro que nunca llegó. El entonces director deportivo, Braulio Vázquez, hizo su trabajo pero no contó con el giro final, como en las buenas novelas. El entonces seleccionador de Francia, Laurent Blanc, recomendó al jugador no salir de la liga francesa, donde podía tener más minutos y presencia, si quería optar a un hueco en la lista que disputaría la Eurocopa de 2012, la que terminó en el segundo título consecutivo de la generación dorada de España. Ese pensamiento pudo más en la decisión, y el delantero acabó firmando un contrato con el PSG.

Dos años después, el Valencia volvió a tantear su fichaje pero el Sevilla se llevó finalmente al jugador. A la tercera será la vencida para Gameiro. El jueves, Mateo Alemany reconoció las negociaciones con el Atlético y lanzó un guiño al futbolista. «No daré cifras pero es un jugador muy interesante y muy bueno», reconoció. Ese acuerdo con la entidad madrileña está a la espera de que el equipo de Simeone, que no quería dejar marchar al francés, encuentre un sustituto. Una situación que, si se cumplen todos los parámetros actuales, puede tener un curioso efecto dominó.

Con la venta de Gameiro pactada con el Valencia, el Atlético se centra en cerrar el traspaso de Nikola Kalinic del Milan. El delantero croata, que fue expulsado del Mundial tras negarse a calentar en el minuto 85 del partido que su selección estaba ganando a Nigeria, llegaría a cambio de una cesión por una temporada más una opción de compra cercana a los 18 millones de euros. Cifras casi calcadas a la operación de Gameiro con el Valencia. Lo más curioso del movimiento es la consecuencia que puede tener para el actual proyecto de Marcelino García Toral. Con el dinero que reciba del Atlético por Kalinic, uno de los grandes favoritos en el Milan para convertirse en su sustituto es Simone Zaza. El italiano está en el mercado y, con un club obligado a vender a alguna de sus estrellas este verano, se escucharán ofertas por él. Así lo confirmó el propio Alemany: «Los jugadores tienen un valor de mercado, valoraremos el importe económico de las ofertas y que haga el mínimo daño a la plantilla su marcha».

Tras su explosión en el Sevilla en la temporada 2015-2016, donde marcó 29 goles en 52 partidos, el francés terminará su etapa en el Atlético con buenos números globales, pese a la intermitencia que ha tenido en cuanto a las oportunidades en el once de Simeone. En las dos temporadas que ha vestido la camiseta colchonera, el jugador de Senlis ha marcado 27 goles. Como ocurrió en las incorporaciones del pasado curso, la llamada de Marcelino fue muy importante para que Gameiro terminara de tomar la decisión.

Mientras el Valencia va cerrando sus primeros fichajes también tiene abierta la operación salida. No sólo en cuanto al estudio de las ofertas por sus jugadores más cotizados sino por el ahorro de fichas altas que lastran el fair play financiero. Es el caso de Nani, que negocia su salida al Sporting de Portugal.

El jugador, cedido la pasada temporada en la Lazio, sabe que no cuenta en los planes del técnico valencianista. Un movimiento que, según publicó ayer el diario portugués A Bola, podría traer a Valencia a William Carvalho, actualmente sin equipo tras rescindir su contrato con el Sporting de Portugal.

Más sobre los fichajes del Valencia

 

Fotos

Vídeos