https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Gameiro se marchó tras sufrir un pinchazo en el abductor

L. MARTÍ VALENCIA.

Pocas cosas le están saliendo bien a Marcelino en esta temporada. En un partido incómodo como el de ayer, el principal riesgo a evitar eran las lesiones. El equipo no salió indemne del compromiso contra el modesto Ebro, pues Kevin Gameiro tuvo que retirarse mediada la segunda parte con ostensibles gestos de dolor en su pierna derecha. El delantero francés, además, escuchó una sonora pitada mientras se marchaba.

Después del encuentro, trascendió que Gameiro había notado un pinchazo en el abductor derecho, por lo que sufrió algún tipo de lesión muscular. El alcance de esta, sin embargo, no había quedado acotado al cierre de esta edición. El galo se someterá a pruebas en las próximas horas pero, teniendo en cuenta que restan menos de tres días para el trascendental partido contra el Sevilla, es seria duda.

Respecto a la enfermería, Marcelino también estará pendiente a partir de hoy de la evolución de Rodrigo y Guedes. El asunto del portugués empieza a importunar al técnico, como se pudo percibir durante la comparecencia tras el encuentro de ayer. Durante la jornada se habló de que el doctor Maestro pueda venir a Valencia a evaluar el estado del futbolista y determinar si es mejor que pase por el quirófano. «No tengo ni idea si viene por el asunto de Guedes. Me extraña que mañana (por hoy) se tome esta decisión. Se va a hacer tratamiento, no se va a tomar la decisión de operar porque depende del jugador», comentó el técnico del Valencia.

«Hablo con sinceridad pero con desconocimiento del todo. Debéis entender que al entrenador le preocupan las lesiones y me preocupo por ellos pero estoy ocupado con los disponibles», concluyó al respecto Marcelino García Toral.

 

Fotos

Vídeos