https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El futuro de Martín Lapeña, una de las perlas de la cantera, está en el aire

Gayà y Lapeña, en un entreno del primer equipo. / valenciacf
Gayà y Lapeña, en un entreno del primer equipo. / valenciacf

El atacante, que ya se ha entrenado con el primer equipo, acaba contrato en junio y el Valencia no le ha trasladado ninguna oferta de renovación

TONI CALERO VALENCIA.

El pasado fin de semana, Marcelino y Rubén Uría vieron en directo como el Juvenil A del Valencia sufría para derrotar al Torre Levante por un ajustado 3-2. Los técnicos del primer equipo aparecieron por el Puchades en los últimos instantes de un choque que decidió Martín Lapeña, autor de dos goles y de un tremendo remate de chilena al larguero que precedió a otro tanto valencianista. El futbolista de Agullent, que juega por detrás del delantero y también se desenvuelve en banda, suma ya siete tantos esta temporada y cuatro convocatorias con el Mestalla de Miguel Grau.

Pese a que los entrenadores de la Academia no tienen duda alguna respecto a la valía de Lapeña puesto que el chaval ya se ha entrenado a las órdenes de Marcelino en varias ocasiones, el Valencia ha adoptado una versión inmovilista para tratar el futuro del atacante. El canterano finaliza contrato en seis meses (30 de junio) y el club todavía no ha lanzado ninguna propuesta para garantizar que Lapeña, que en marzo va a cumplir 19 años, seguirá vistiendo la camiseta blanquinegra durante las próximas temporadas.

«Es de esos futbolistas que todos queremos entrenar. Será una de las grandes sorpresas de la cantera a medio plazo», explicaba sobre Lapeña, que el año pasado hizo 16 goles en 31 partidos, uno de los técnicos que le han dirigido en la Academia. La agencia de representación de Lapeña -la misma que Carlos Soler, Nacho Vidal o Fran Villalba entre otros- se encuentra a la espera de que el Valencia, en principio en la figura de Jorge López, tome la iniciativa para afrontar la renovación del jugador. Mientras eso ocurre, sus agentes peinan el mercado porque son varios los clubes que se han interesado por la situación de Lapeña.

El futbolista de Agullent, cuyo futuro en estos momentos está en el aire, es uno de los miembros de la generación del 2000 (Ferran Torres, Guillamón o Fran Cortijo entre otros) que ya está dando alegrías al club, una camada sobre la que hay depositadas muchas esperanzas de futuro.