https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

A evitar los huesos del bombo 2

Kondogbia, con Marcos Rojo en el Valencia-Manchester, la última cita de Champions. / reuters
Kondogbia, con Marcos Rojo en el Valencia-Manchester, la última cita de Champions. / reuters

El Valencia conocerá esta tarde los rivales de la primera fase de la Liga de Campeones

C. V.VALENCIA.

En la glamourosa Mónaco, a mil kilómetros de la guerra de trincheras que se vive entre Valencia y Singapur, el club de Mestalla entrará en la dimensión que más agrada deportiva y económicamente a Peter Lim y a todos los incondicionales futboleros: la Liga de Campeones. Esta tarde (18 horas), el Valencia conocerá con qué equipos se va a tropezar en ese camino al que año tras año se ha propuesto llegar. La competición terminará el sábado 30 de mayo en el estadio Atatürk de Estambul.

En tres semanas empezará a sonar el himno de la Champions y hasta diciembre disfrutará el equipo de Marcelino de esa condición de equipo grande en Europa. Tiene el asturiano el reto de intentar subir un peldaño más. El año pasado, el equipo hizo aguas demasiado pronto y fue condenado a la Europa League. Aquel pinchazo en el campo del Young Boys supuso la condena definitiva para los blanquinegros.

Anoche, porque se disputaron los últimos tres partidos, se despejó la incógnita de la composición definitiva de los bombos. Los coeficientes de los clubes -según sus resultados en los últimos cinco años, o en su caso de su federación si es mejor-, determinan los integrantes de los bombos 2, 3 y 4. El Valencia, en el puesto 39 del ranking (37.000 de coeficiente), es uno de los fuertes en ese bombo 3. El Real Madrid, con tres títulos consecutivos en las últimas cuatro temporadas, encabeza esta tabla (146.000). A la hora de imaginar contra quién conviene enfrentarse y a quién evitar, teniendo en cuenta que los españoles no pueden verse las caras, teóricamente los más flojos del bombo 1 pueden ser Chelsea y Zenit (más rodado). Nadie quiere ver ni en pintura a City o Liverpool. En el otro bombo, el 2, es donde el Valencia puede hacer daño: ni el Dormund de Alcácer ni el Tottenham del argentino Mauricio Pochettino, subcampeón en el Wanda, ni tampoco tener que viajar hasta Ucrania por la incomodidad del viaje para vérselas con el Sahktar.

Más