https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

A la espera de la firma de Vietto

Luciano Vietto, en el centro de la imagen, a su llegada a Valencia. / tiempo de descuento
Luciano Vietto, en el centro de la imagen, a su llegada a Valencia. / tiempo de descuento

«Tenía muchas ganas de llegar a Valencia, la llamada de Marcelino fue clave para venir», reconoce el hombre que completará la delantera El argentino pasa el reconocimiento médico pero el club no oficializa el fichaje

TONI CALERO VALENCIA.

A la jornada de Luciano Vietto, interminable, le faltó la guinda: el anuncio oficial de su fichaje por el Valencia. Por la mañana aterrizaba el argentino en la terminal de Manises para cumplir con los trámites de siempre. Fueron a recibirle miembros del club y empezó su gira por la ciudad, empezando por el reconocimiento médico. Vietto se marchó a comer y Mateo Alemany daba por hecho que, sobre las 17 horas, el delantero pasaría por las oficinas del club para hacerse la fotografía de rigor, dirigir unas palabras al valencianismo y sentirse, al fin, jugador blanquinegro.

Fue abriéndose camino la tarde y se acercaba la hora del partido copero en Canarias. Nada. La confirmación oficial del fichaje de Vietto no llegaba y sí el mensaje del club de Mestalla dando las gracias a Rafa Mir por los servicios prestados y admitiendo su acuerdo con el Wolverhampton por el murciano. Iniciado el choque ante Las Palmas, desde el club ya dieron por hecho que anoche no se produciría el anuncio oficial de la llegada de Vietto. En principio, y según reconocieron esas fuentes, se trata de los flecos en la redacción del contrato y hoy esperan dar el OK definitivo al fichaje.

«Tenía muchas ganas de llegar a Valencia», reconoció Vietto (Córdoba, 24 años) en las que serían sus primeras palabras en la ciudad. El club de Mestalla ya había dado el paso de pagar unos dos millones de euros al Atlético de Madrid por la cesión del futbolista hasta junio y obviamente se hace cargo de la mitad de la ficha anual del jugador. Alemany, como hiciera en verano en la operación Geoffrey Kondogbia, pactó con el representante de Vietto las condiciones de un futuro contrato siempre y cuando el Valencia ejecute este verano la opción de compra (no obligatoria) que se ha reservado por valor de unos 13 millones de euros.

El argentino llega a Valencia después de muchos intentos puesto que ya en el verano de 2014 estuvo cerca de recalar en Mestalla. Un hombre fue fundamental para entender que ahora sí se concrete el pase: Marcelino García Toral. «Su llamada fue fundamental para venir», aseguraba Vietto, quien apuesta a que el valencianismo verá su mejor versión, esa que exhibió con el ahora técnico blanquinegro en Villarreal. Si todo marcha según lo previsto, el club anunciará hoy el fichaje de Vietto y de forma inmediata el argentino se pondrá a las órdenes de los técnicos para estar disponible lo antes posible, aunque con tan sólo dos días por delante se antoja casi imposible que pueda estar el sábado ante el Girona, una opción que se abría por la sanción de Simone Zaza.

En cuanto se complete la delantera, el Valencia tendrá tiempo de sobra para ver si continúa reforzando el equipo para la segunda mitad de la temporada. Todos querían que los fichajes llegaran pronto, en los primeros días de enero, para agilizar la adaptación y que puedan competir rápido. Eso se ha cumplido con Vietto y Marcelino tiene dos zonas en las que no vería nada mal reforzarse: el lateral derecho y el centro del campo. Las opciones que ofrezca un mercado que no gusta ni al técnico ni tampoco a Alemany serán la clave para conocer si Vietto queda como único fichaje o le acompañan más recién llegados.

La operación Rafa Mir

Rafa Mir dejó ayer de ser futbolista del Valencia. El delantero no quiso renovar al entender que el proyecto que le ofrecieron no era el idóneo para él y decidió hacer las maletas. Su destino es el Wolverhampton, equipo de la segunda inglesa entrenada por Nuno, pese a que Mir tuvo pie y medio en el Real Madrid. Los 'wolves' tienen depositadas muchas esperanzas en Mir, que vestirá el número nueve y ha firmado por cuatro temporadas y media. Desde el Valencia se defiende una operación que dejará en caja algo más de dos millones de euros por el traspaso de un futbolista que tan sólo ha jugado unos minutos con el primer equipo y quedaba libre en junio.

Fotos

Vídeos