https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Lim entierra los grandes fichajes para el Valencia

Guedes, el último gran fichaje del Valencia, se ata la bota en un partido. / manuel molines
Guedes, el último gran fichaje del Valencia, se ata la bota en un partido. / manuel molines

El presidente blanquinegro presume de la estabilidad que ahora disfruta el club y avanza que el modelo deportivo de futuro es el de apostar por la Academia

JUAN CARLOS VALLDECABRES

ConGuedes se cerró el grifo. Los 40 millones de euros que va a tener que empezar a pagar el Valencia a partir de este verano por la estrella portuguesa -son seis plazos y el primero se abonará en agosto- significan el final de un ciclo y el comienzo de otro. Con el Valencia sin saber si entrará o no en la próxima Champions, se acaban los grandes fichajes: los teóricamente buenos (Rodrigo, Guedes...) y los fiascos (Negredo, Enzo, Abdennour, Aderllan...). La consigna parece tenerla clara Peter Lim y así lo ha verbalizado públicamente el presidente y portavoz del máximo accionista, Anil Murthy. Pese estar a menos de una semana de celebrar el centenario, el dirigente ha preferido explicarse en un medio de comunicación extranjero, en concreto el mismo periódico de Singapur (The Straits Times) con el que Lim suele encontrarse más cómodo. Asegura el club que las declaraciones de Murthy se han producido por una iniciativa de LaLiga, pero es evidente que el anuncio de la nueva política afecta directamente a la afición. «Las estrellas cuestan mucho dinero. Todos los clubes deben respetar el fair play financiero y uno no puede gastarse más de lo que gana. No seguimos el modelo de gastar grandes cantidades de dinero en estrellas», avanza el presidente blanquinegro.

La reflexión, de cualquier forma, no es ni mucho menos nueva. No es la primera vez que Lim expresa esa intención a través de su gente de confianza. Cada verano surge esa misma línea de actuación y en las asambleas también se dan ese tipo de discursos. Una de las ocasiones que más se hizo patente ese pensamiento fue en julio de 2017, en la primera pretemporada de Marcelino al frente del Valencia en la que no había ingresos por competición europea. En la concentración de la primera plantilla en Evian, Murthy y Mateo Alemany dejaron claro a Marcelino que los fichajes se tenían que ajustar a una política restrictiva. Luego, conforme fue avanzando la película, el discurso se fue matizando. El verano pasado, por ejemplo, Lim se apuntó ante la afición un buen tanto cuando apareció en la terminal privada del aeropuerto de Manises en compañía de Guedes, el ídolo de Mestalla.

Para tener claro ahora el camino, sólo hay que ver las incorporaciones que está firmando a futuro el Valencia. Los perfiles han cambiado sensiblemente. Desde Rubén Sobrino, por ejemplo, hasta el central del Tenerife, Jorge Sáenz, pasando por Manu Vallejo y Salva Ruiz. Murthy señala directamente a la cantera, algo que siempre gusta entre la afición pero que en ocasiones no acaba de ajustarse en su totalidad. «Lim es muy claro: la academia es donde debemos centrarnos. La clave para el ADN de este club es su academia. No solo tiene la infraestructura, sino que se trata de atraer al mejor talento desde una edad temprana. Nuestro equipo juega con jugadores jóvenes y queremos que los jóvenes de todo el mundo vengan al Valencia porque les daremos la oportunidad de jugar en la primera división. Tenemos la estructura deportiva y la ambición para que esto suceda». Curiosamente, el filial acaba en este reciente mercado de enero de hacer una oleada de fichajes para evitar su descalabro a la Tercera División.

Presume Murthy, y ese mismo espíritu lo ha recogido el propio diario en otra publicación, de que al Valencia le está saliendo bien esa nueva manera de enfocar el fútbol con gente con menos nombre pero muy comprometida. «Hay clubes con grandes presupuestos, pero estamos seguros de que podemos igualarlos en el campo. Le ganamos a Manchester United aquí en la Liga de Campeones. No se trata de la brecha en los presupuestos, se trata de cómo formamos un equipo para competir al más alto nivel».

La penúltima reflexión del presidente, que recuerda los 200 millones que se ha gastado Lim, se refiere a los cien años de historia. «Tuvimos muchos éxitos, muchos trofeos, somos un gran club en Europa. Si miras a Europa hoy, hay muchos clubes geniales con grandes historias que han caído en el olvido. Hoy tenemos estabilidad financiera, social y deportiva». De Jorge Mendes y Lim apunta: «Su relación con Ronaldo y Jorge Mendes se debe a su amor por el fútbol».

Más