https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Empieza el baile final

Empieza el baile final

El Valencia regresa a la Liga, donde se mide al Betis en una jornada propicia para acercarse a la cuarta plaza por el duelo entre el Getafe y el Sevilla | «Parece que los equipos de Marcelino se caen siempre en las segundas vueltas y ahora no es así», afirma el técnico, que recupera a Rodrigo

TONI CALERO

Tres partidos en una semana y nueve, quizás diez, «ojalá diez» hasta decir adiós a la temporada del centenario. En el Benito Villamarín, buena plaza, arranca el baile final de un Valencia resistente hasta ahora para no ser atropellado por el salto entre competiciones. Despachó al Villarreal en la Europa League hace tres días y con sólo un entrenamiento en condiciones ha preparado el vestuario blanquinegro su visita al Betis. «No es decisivo», apunta Marcelino, pero lo cierto es que la jornada es propicia para pegar el cuerpo a la cuarta plaza. Cuando el Valencia salte al césped del Villamarín -escenario de la final de la Copa del Rey- ya sabrá cómo ha ido un encuentro fundamental, el que enfrenta a Getafe y Sevilla en el Coliseum. Son los dos equipos que preceden al Valencia en la tabla y según la ley que Marcelino siempre sigue a pies juntillas, lo mejor es el empate.

A partir de ahí, el conjunto blanquinegro debe hacer su trabajo contra un Betis deslucido en este tramo final de campaña. Su apuesta por la posesión sigue intacta pero los resultados le han ido dando la espalda. Si los de Quique Setién no consigue derrotar hoy al Valencia, lo tendrán crudo para estar en Europa la próxima temporada. «Todos los equipos estamos disputando algo importante. Si sumamos 18 puntos, estoy convencido de que tendremos un porcentaje muy alto de meternos en Champions, pero debemos pensar en el partido a partido. Para nosotros, ganar en Sevilla es dejar al Betis a nueve puntos y acercarnos a la cuarta plaza por el enfrentamiento directo entre Getafe y Sevilla. La dinámica del equipo nos hace ver las cosas con optimismo», destacó Marcelino.

Rotaciones obligadas

El Valencia, equipo que más partidos ha disputado durante la temporada de entre los veinte de la Liga española, está obligado a afrontar la recta final de la competición haciendo malabarismos para no sobrecargar a los futbolistas. Marcelino recupera para hoy a Rodrigo Moreno, pero no ha podido regresar a tiempo Piccini ni tampoco Jaume. A ellos se suman Kondogbia, baja hasta la próxima campaña y Kang In Lee, que se macha con la selección sub-20 de Corea del Sur. «Ha sido un pacto entre el club y la federación coreana. Todos creímos que, ante la falta de minutos, el mejor contexto es que saliera para tenerlos», explicó Marcelino. Entre lesiones y sanciones va salvando el técnico cada convocatoria y apuesta por once en función del choque y, claro está, la cantidad de kilómetros acumulada por cada futbolista.

«El fútbol actual sólo te permite mirar lo inmediato. Es lógico que dependiendo del estado físico y mental el futbolista esté en tope de rendimiento. Parece ser que los equipos de Marcelino se caen en las segundas vueltas y ahora parece que no se caen», reivindicó el técnico asturiano, que no concretó si Guedes actuará como delantero o si apostará por Rodrigo, que lleva dos partidos ausente por lesión. El hispano-brasileño suma 3.202 minutos (sexto de la plantilla) y hay otros como Parejo (3.955), Gayà (3.588), Paulista (3.299) o Soler (3.206) que acumulan una fatiga importante. Es evidente que Marcelino realizará muchos cambios respecto al duelo contra el Villarreal porque en apenas tres días afronta una de las visitas más complicadas del año (Atlético de Madrid) y el próximo fin de semana recibe al Eibar en Mestalla.

Lo cierto es que los relevos de jugadores como Ferran Torres (1.599 minutos), Lato (1.020) o Roncaglia, que a pesar de llegar en el mercado de invierno suma ya 748, han venido de maravilla al técnico para oxigenar a los futbolistas con mayor protagonismo. En el bloque intermedio se sitúan desde Piccini hasta Cheryshev, con dos estrellas (Kondogbia y Guedes) por debajo de lo esperado en cuanto a participación por los problemas con las lesiones.

Contra el Betis, además, entran en juego las tarjetas, puesto que cinco jugadores (Coquelin, Wass, Parejo, Gayà y Mina) están apercibidos de sanción. Con todo ello lidiará Marcelino a la hora de afrontar un partido en el que prevé una posesión muy alta del rival. «Intentaremos que esa posesión sea con participación de sus centrales para estar lejos de nuestra portería, y que no intervengan jugadores que están en buena forma», explicó el asturiano sobre el plan para secar a los de Setién. El técnico verdiblanco padece las bajas de William Carvalho y Canales. Se agarra la afición bética al formidable estado de forma de Lo Celso para intentar frenar a un Valencia en estado de gracia. «Le sale todo. Cualquier jugador que chute, la mete», dijo Setién sobre el conjunto blanquinegro.

Más