La emotiva historia detrás de la estatua de bronce que se ha colocado en Mestalla