https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Así es Eliaquim Mangala

Mangala celebrando un gol con el Valencia CF. /EFE
Mangala celebrando un gol con el Valencia CF. / EFE

El central francés firma por dos temporadas como jugador del Valencia CF, donde ya jugó en la temporada 2016/17

OLEK PETRUNYAKValencia

Finalmente se ha hecho oficial el fichaje de Eliaquim Mangala por el Valencia CF, uno de los refuerzos que quería Peter Lim para la plantilla de Marcelino García Toral. El defensa central de 28 años, que ya pasó la temporada de 2016/17 cedido en el conjunto de Mestalla, ha pasado por el Standard de Lieja, el Oporto , Everton y el Manchester City a lo largo de su carrera como profesional.

Durante la pasada temporada el jugador estuvo alejado del fútbol de élite. Una grave lesión de rodilla hace año y medio lo ha mantenido lejos de su mejor versión, en un Manchester City en el que tampoco habría tenido oportunidad de jugar. Esta lesión fue lo que frustró su fichaje por el Oporto, que fue a por él el pasado mes de junio. El jugador no pasó el reconocimiento médico, por lo que no se movió de los 'skyblues'.

Ahora, Mangala sí que ha pasado el reconocimiento médico, que se ha realizado de forma muy minuciosa para asegurarse de que los problemas que le apartaron del Oporto no debían preocupar al Valencia.

El recién llegado jugador del Valencia podrá volver a sentirse futbolista de élite en un club en el que ya fue de lo poco salvable de una temporada decepcionante para los blanquinegros. Solo que, en esta ocasión, lo hará partiendo de un rol de cuarto central; una figura con poco protagonismo pero esencial en un equipo que va a jugar tres competiciones esta temporada.

El central zurdo, nacido en Francia, disputó 30 partidos como titular con la camiseta blanquinegra en la temporada 2016/17, y a pesar de la pobreza futbolística de aquel equipo, el defensor era de los pocos jugadores a los que la afición podía apoyar. Por muy difícil que sea elogiar a la defensa de un Valencia que acabó 12º, el francés se ganó el respeto de los aficionados.

Además, ya ha jugado en el centro de la zaga con Ezequiel Garay, con quien formó la pareja de centrales titular de aquel conjunto. Para el recuerdo quedó la actuación de este dúo en la victoria por 1-2 del Valencia contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu, en la que fueron una garantía en los balones aéreos: los madridistas solo pudieron conectar 5 centros de un total de 49 intentados.

El Valencia se hace con un defensa central sobrio, con un físico envidiable, que va muy bien en el juego aéreo y que no se la juega con salidas de balón complicadas; que además ha demostrado en todo momento sus ganas por jugar en la que un día fue su casa. Hace unas semanas, él mismo publicaba en Twitter un vídeo en el que solo aparecían sus mejores acciones como valencianista; y para poder permitirse su fichaje, ha aceptado a reducir su sueldo y a ocupar un rol secundario en el equipo.